“Si muere Tulcán, usted y yo seremos responsables”

Ratio:  / 1
MaloBueno 

ruben-dario“Usted y yo somos responsables de que Tulcán esté muriendo”. La acusación la recibo como un golpe directo al corazón del país, a nuestra falta de sensibilidad, a nuestro egoísmo.
Quien lo dice por Facebook es un joven carchense, Christian García. Él nos acusa a todos los ecuatorianos de lo que está sucediendo en su tierra.


Porque no solo es cuestión de que el peso colombiano se devalúe y gane ventaja frente a un dólar al que nos ataron ¿para siempre? los que a fines de los años 90 destrozaron la economía del país (los banqueros que robaron nuestros ahorros, los partidos políticos que no entendieron qué país queríamos, los empresarios que pensaban en su enriquecimiento y no en el desarrollo de la sociedad).
Es cuestión de nuestra idiosincrasia. De buscar lo fácil. Lo inmediato. De pensar en lo que nos conviene personal o grupalmente, no en las consecuencias macroeconómicas o sociales de lo que puede pasar si con nuestra simple actitud de ir a comprar en Ipiales ahondamos la crisis económica de la nación.
En Ipiales han visto llegar todo tipo de ecuatoriano: no solamente a ciudadanos comunes o particulares, sino a ciertas autoridades de nuestras ciudades, de nuestras provincias, de nuestra asamblea, de nuestros ministerios.
Llegan con sus familias a comprar, incluso, lo que no necesitan. Comprar desde refrigeradoras y televisores LCD hasta artículos de primera necesidad, de uso personal, zapatos, lencería, implementos deportivos, celulares, laptops, tablets, vajillas, utensilios de cocina, neumáticos para vehículos…
Puede culparse, dice Christian García en su conmovedor post, al tema de las salvaguardas y los impuestos, que encarecieron las importaciones, pero no es tan así, expresa:
“Gran parte de nuestra responsabilidad cae en nuestras manos. Usted y yo somos los responsables de que nuestra ciudad esté muriendo, porque el momento que llega la plata a nuestro bolsillo no vamos a nuestras tiendas ni almacenes, sino que preferimos ir a Colombia hasta a comprar un litro de leche”.

Rubén Darío Buitrón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.