Control de los ciudadanos (II)

00:42 46 hits

Control de los ciudadanos (II)

Ratio:  / 0
MaloBueno 

alberto molina(CONTINUACIÓN...) Hace pocos días se conoció que la empresa italiana de software Hacking Team que es la creadora del Remote Control System (RCS) llamado Galileo o Da Vinci, de acuerdo a sus mentores, es un programa que intercepta y recolecta información “donde quiera que esté” cualquier dispositivo electrónico: computadoras, tablets o teléfonos inteligentes; pero, de acuerdo a la información de su página oficial, se vende solamente a gobiernos o agencias gubernamentales.

 


Hacking Team ha sido fuertemente criticada por organizaciones que defienden la privacidad en Internet, fue víctima de un hackeo el 5 de julio pasado y se conoció que supuestamente la empresa italiana había vendido el programa conocido como Galileo o Da Vinci a varios países, entre ellos al Ecuador a través de la Secretaria Nacional de Inteligencia (SENAIN); de inmediato se prendieron las alarmas en el país, pero las autoridades del gobierno negaron rotundamente haber tenido alguna vinculación con Hacking Team. Vale la pena recordar que la Ley de Seguridad Pública y del Estado, señala en su Art. 20 que cuando los organismos de inteligencia, como parte de las operaciones encubiertas, en forma legal, requieran información, deberán hacer una solicitud motivada al Presidente de la Corte Nacional de Justicia para que dicha autoridad autorice la operación; además el Art. 22, dice: “Ningún organismo de inteligencia está facultado para obtener información, producir inteligencia o almacenar datos sobre personas, por el solo hecho de su etnia, orientación sexual, credo religioso, acciones privadas, posición política o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias, cooperativas, asistenciales, culturales o laborales, así como por la actividad lícita que desarrollen en cualquier esfera de acción”.
De ser verdad que la SENAIN se dedica a controlar a ciudadanos que no comulgan con el gobierno, sería terrible pensar que estamos bajo un Estado policíaco e inquisitorial donde el gobierno tendría controlada a la sociedad, mediante un gran despliegue de mecanismos de vigilancia al puro estilo de la Alemania nazi o de la Italia fascista.

Alberto Molina Flores
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.