Medidas drásticas contra los incendiarios

Ratio:  / 0
MaloBueno 

jose-echeverriaLos impactos negativos resultado de los incendios forestales no solo afectan a la naturaleza y al paisaje natural-cultural, sino también al ser humano. A esto hay que añadir los riesgos y los gastos para controlar el incendio y la posterior recuperación del área afectada. La casi ninguna preocupación por cumplir con las leyes y con el famoso Sumak Kawsay que tanto pregona el actual gobierno, se agrava con los incendios.


El Art. 14 de la Constitución del Ecuador reconoce el derecho de la población a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, que garantice la sostenibilidad y el buen vivir y declara de interés público la preservación del ambiente, la conservación de los ecosistemas, la prevención del daño ambiental y la recuperación de los espacios naturales degradados. El Art. 66 numeral 27, reconoce y garantiza a las personas el derecho a vivir un ambiente sano, ecológicamente equilibrado, libre de contaminación y en armonía con la naturaleza. El Art. 276 numeral 4 señala como uno de los objetivos del régimen de desarrollo, el recuperar y conservar la naturaleza y mantener un ambiente sano y sustentable que garantice a las personas y colectividades el acceso equitativo, permanente y de calidad al agua, aire y suelo, y a los beneficios de los recursos del subsuelo y del patrimonio natural.
El día martes 18 de agosto, la Loma Negra de Otavalo, un bosque de eucaliptos, de los pocos pulmones y áreas “naturales” de esta ciudad, fue objeto de un terrible atentado, un incendio de enormes proporciones, que requirió el apoyo de bomberos de Cotacachi e Ibarra, de un helicóptero cisterna, a más de la Policía y la comunidad. Este delito se debió a gente ignorante y desalmada, que no merece el calificativo de “ser humano”. Se ha insistido sobre la necesidad de organizar grupos de jóvenes voluntarios que ayuden a proteger la naturaleza, especialmente durante el verano; lastimosamente, también las instituciones ponen poca atención a estos temas. Es necesario tomar medidas drásticas, para que estos atentados contra la naturaleza y contra el ser humano no se repitan.

José Echeverría Almeida
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.