Orígenes

00:00 59 hits

Orígenes

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Hay calendarios que no pretenden codificar el tiempo, sino recobrarlo.
Es el caso de Juan Howe Beach, nacido en Ibarra, abandonado a orillas del río Ajaví a los cinco días de haber venido al mundo, y adoptado por un matrimonio estadounidense.
A los 35 años vuelve por primera vez a Ibarra, a encontrar sus raíces.
No hay rencor, más bien declara que en su búsqueda hay emoción y curiosidad. De profesión chef, le falta en su receta vital el ingrediente de su origen.
¿Qué hubiese sido de Juan si su madre hubiese continuado hecha cargo de él?
Es difícil juzgar la fuerza que hace que una madre renuncie a un hijo.
No podemos condenar la desesperación, y menos sin saber los motivos. Juan Howe Beach, ha tardado 35 años para enfrentarse a lo que pudo haber sido.
Al ser abandonado, no solo se le desprendió de sus orígenes, de su biología, de una historia, sino hasta de su idioma. Solo habla inglés.
Pero hay algo de predestinación en su adopción. Fue abandonado en las riberas del río Ajaví, y fue adoptado por una familia de apellido Beach (playa en Inglés).
Se llama Juan, pero podría haberse llamado Moisés, aunque el Ajaví no es el Nilo.
Hay cosas que elegimos y otras que nos eligen. Puede ser que haya destino, o simplemente que hayamos tomado la decisión correcta o equivocada.
Podemos culpar a los demás de nuestra historia, o ahorrar nuestras fuerzas para estar preparado a lo que nos pueda suceder.
Hay algunas cosas de nuestra vida, en las que no podemos votar, ni hacer marchas de protesta. Es entonces cuando hace falta una chispa, un algo que permita animarse. Es solo cuestión de saber ver. O como, Juan Howe Beach, recorrer generosos hacia nuestros orígenes, sin rencor.