Ampliación de los cupos de postgrado

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Se convocará para cubrir más de tres mil plazas para postgrados en el campo de la salud, después de un periodo de varios años en que han permanecido cerrados la mayoría de ellos por una precipitada decisión de la exministra Caroline Chang.
La alternativa ha sido la contratación de especialistas extranjeros, la mayoría cubanos, cuya calidad de formación desconocemos.
Esperamos que con esta nueva generación de médicos, enfermeras y más profesionales que se especialicen se pueda llenar los requerimientos de talento humano que tiene el país y dar funcionamiento efectivo a buena parte de los nuevos hospitales, cuya inauguración es, a veces, solo un acto político, pues no tienen ni personal, ni equipos que puedan permitir su funcionamiento.
Aspiro también que de esas plazas se haya asignado un número importante para la formación de psiquiatras, enfermeras psiquiátricas, especialistas psicólogos, psicoterapeutas y otros profesionales de cuarto nivel tan necesarios para que pueda cumplirse el Plan Nacional de Salud Mental, que hasta hora no pasa de ser un enunciado.
Se confunde la necesidad de desarrollo de servicios para personas consumidoras de droga y alcohol, con los servicios de salud mental o se desarrolla solo consultorios en los nuevos centros de salud con la prohibición de que en ellos haya psiquiatras, pues según su criterio, estos no deben estar en atención primaria de salud.
Con la única presencia de psicólogos, que, sin desmerecer su formación académica, todos sabemos que no están preparados para afrontar casos tan complejos como las psicosis, los trastornos infantiles graves como el autismo, las demencias en ancianos y otros.
Aspiramos también que se organice la Dirección Nacional de Salud Mental, pues al momento estas acciones son presididas por un ingeniero (???).
Como dice nuestro pueblo: “Zapatero a tus zapatos”.