Profesías personales

09:52 193 hits

Profesías personales

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Acomodando papeles, me encontré con un ya amarillento artículo que en este espacio había publicado el 21 de diciembre del 2009. Bajo el título “Las pesadillas del Tío Sam”, entre otras cosas decía que “…el Tío Sam busca desaforadamente echar abajo este proceso…”, refiriéndome al que entonces y ahora está implementando Correa contra el “capitalismo salvaje” como llamó al neoliberalismo Juan Pablo II; proyecto cuyos vasallos nacionales no han cesado un solo día de ejecutar.
En ese mismo artículo señalé que las mentiras “de esos comentaristas de la TV nacional… son parte de una bien montada campaña mediática de desestabilización del proceso democrático a través de la desacreditación falsaria de sus líderes …” que estas acciones son parte de una vieja táctica de la CIA y las oligarquías que abusan de la libertad de expresión para implementar una guerra ideológica sucia en procura de devolverle a su amo, el imperialismo, este “patio trasero” del cual son sus guachimanes.
Y miren que no me equivoqué… Hemos vivido un ascenso escalonado de estas maniobras que forman parte de lo que se ha dado en llamar los “golpes blandos” contra los gobiernos democráticos, progresistas y anticolonialistas.
Pero lo más interesante de este recorte es que, en la sección denominada “La Frase” de la misma página, aparece un comentario de la vocera derechista guayaquileña, Cynthia Viteri, en la que textualmente reconoce que este gobierno viene dialogando incluso con la oposición desde su inicio. Textualmente dice: “el acuerdo logrado entre el oficialismo y la oposición en torno a la Ley de Comunicación, ha significado un buen paso dentro de la larga caminata que aún falta por llevarse a cabo”…
Osea, Correa no solo dialoga con todos los sectores, sino que incluso busca acuerdos con la oposición.
¡Cuán proféticas resultaron mis expresiones de entonces y cuán demagógicas las otras.