Los camisas verdes

00:43 295 hits

Los camisas verdes

Ratio:  / 2
MaloBueno 

myriam valdiviesoCamisas rojas, verdes o negras  igual en la historia han jugado el mismo papel, convertirse en las fuerzas de choque o defensa de  regímenes  nada  democráticos  y que han pretendido perennizarse en el mando; son los que infunden miedo, seguidores de un líder,  movimiento, logia o partido, que ostentan el poder y  se aferran a él  por las innumerables  delicias y prebendas que les otorga.

Son los arengadores  a ultranza, los que patean a sus opositores, los que tienen un insulto en la punta de la lengua,  son los que lanzan la piedra y esconden la mano, los que generan violencia  física y sicológica, los de la fe ciega en el proyecto o proceso como lo llaman. El color de la camisa es lo de menos, lo importante  es el efecto que produce, la tracción al estilo de camisa de fuerza,  la que les apresa en su propio espacio mental. Pero no todos los camisas  verdes  son iguales, entre ellos están  los que no quieren vestir ese color  pero que deambulan haciéndose los locos  porque son  empleados  públicos de un estado secuestrado  por los camisas verdes,  estos  funcionarios  no se juegan por la camisa, son oportunistas, les da igual cualquier color y están dispuestos a pasarse de bando hábilmente el momento en que vean que la cosa se pone fea. También están los pobres  verdes a los que les obligaron a ponerse la camisa a cambio de muchas promesas, éstos son los que no pueden ver más allá del botón de su camisa porque son utilizados en la plenitud de su ignorancia y desesperanza para hacer choque a cualquier forma de eliminación de su  líder, sostén ideológico  ante la carencia  de crítica y  autocrítica. Entre tantos camisas verdes están los sapos, los que confeccionan las camisas, los que  se enriquecen con el negocio, los que juegan con el marketing  para diseñar  nuevos modelos de camisas, convencer a las masas y estructurar un discurso convincente. Por allí se mira a los descamisados que otrora fueron rojos, azules, amarillos y ahora están de verdes, ellos son los que tienen la habilidad para estar en todos los gobiernos, lamiendo los platos, cargando las maletas de sus jefes, son para ironía los que llegan a los círculos íntimos del poder sin camisa.

Myriam Valdivieso Cox
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.