Las barajas negras de la derecha

00:41 592 hits

Las barajas negras de la derecha

Ratio:  / 4
MaloBueno 

juan rualesEn los primeros días de la Revolución Ciudadana se supo de las movidas de Guillermo Lasso y otros conspicuos opositores de la derecha ecuatoriana con la Embajada de EEUU para, a como dé lugar, destituir a Rafael Correa o al menos no dejarle gobernar.

Estos entendimientos se destaparon con fechas, nombres, apellidos y detalles gracias a los WikiLeaks dados a la luz pública, en los que se constata que todos los ardides por acabar con este proceso democrático desde antes del 30S hasta las últimas manifestaciones en la Shyris, no son sino fichas de un complejo tablero de dominó que, de una a una, se han ido derrumbando, pero que está muy lejos de caerse todas. Tal es la fuerza de manipulación del poder mediático de esta alianza siniestra entre el imperio y la oligarquía nacional, que su proyecto golpista no cesará un solo instante hasta ver alcanzado su objetivo… Hay inversiones incalculables difíciles de determinar en este proyecto.
De esta manera, si no es la mentira de que van a ser afectados los sueldos de los policías será la farsa de que se les va a incautar los recursos a los maestros, si no es la farsa de que se va a acabar con el patrimonio familiar, será la mentira de que se va a suprimir el privilegio malhadado de la plusvalía de la tierra, etc. Los engaños vendrán unos tras otros, todo pretexto les será útil para lograr su meta: Sabotear el proceso de liberación latinoamericana a través del derrocamiento de los presidentes progresistas que le han hecho frente al FMI y al Banco Mundial. En nuestro caso, si no pueden tumbar a Correa antes del 2017, al menos tratarán de que no se postule presionando a la Asamblea Nacional con el torniquete de los grandes medios de comunicación, para que suspenda el tratamiento de las enmiendas… El asunto es que Correa desaparezca del panorama electoral, saben que ganará las elecciones y que Alianza País aún no es un partido político orgánico ni fuerte como para ganar una contienda electoral sin el carisma de su líder. Ahora que el presidente mandó a archivar temporalmente los dos proyectos de ley, ya verán como ese pacto denunciado por WikiLeaks, sale con otra baraja negra de las tantas que tiene debajo de la manga. El asunto no es coyuntural... es estructural.

Juan F. Ruales
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.