Camino despejado

07:00 309 hits

Camino despejado

Ratio:  / 0
MaloBueno 

myriam valdiviesoQue los EEUU le digan al mundo que Cuba no está más en la “lista negra”, es decir formando parte de los países que auspician el terrorismo mundial, es otro de los puntos que Barack Obama suma a favor en su estrategia geopolítica, previo a la apertura de las respectivas embajadas, que simbólicamente sellan el acercamiento cubano-norteamericano.

Al interior de los EEUU la lucha en el Senado y otros escenarios políticos es beligerante, una suerte de navegación contracorriente entre demócratas, republicanos y los propios cubanos radicados en Miami, que no aceptan este perdón y olvido de las sanciones, y no quieren acceder a la construcción de un camino de acercamiento sin que medie un cambio de gobierno en el país caribeño.
Tal vez en este momento histórico sea necesario hacer una nueva Constitución en Cuba, que se ajuste a los cambios, al aperturismo económico y a la inversión extranjera; para que los once millones de cubanos tengan certezas frente a lo que se promete por parte del régimen. Mientras se concreta el acercamiento, la incredulidad en el cambio prevalece; por ello el éxodo no para, miles de hombres y mujeres continúan saliendo de la isla, en especial hacia nuestro país. Este es su primer encuentro con el “capitalismo”. Lo cierto es que ante la disfuncionalidad del sistema, que no resuelve las demandas de una población mayor a la de los años 60 y una brecha generacional que no tiene el nivel de comprometimiento que tuvieron los “barbudos”, el cambio era una necesidad de sobrevivencia para un pueblo que ha vivido en la carencia por el inhumano bloqueo económico. Los paradigmas se destruyen así como se construyen otros, ahora los cubanos son pro yanquis, recibirán a miles de turistas americanos, muchos irán a vivir a la isla, se casarán con isleños, se enlazarán las culturas, se destruirán los discursos, comerán en la misma mesa; mientras más hacia el Sur los sonoros discursos del populismo del siglo XXI pierden piso porque ya no podrán sostener el estribillo del antiimperialismo si su padre aceptó abrazarse con él. Tiempo de cambios y nuevas estrategias geopolíticas.