Intercambio de roles

00:42 133 hits

Intercambio de roles

Ratio:  / 0
MaloBueno 

kim viveroLas páginas de una historia escrita con las letras del trabajo silencioso y tesonero, cariño y pasión, esperanza y optimismo, demuestran que a partir de la reivindicación de los derechos de la mujer como persona, profesional y ciudadana, las mujeres hemos incorporado gigantescos retos, magnánimos roles y grandes espacios en nuestro diario quehacer, mientras que los hombres han ido minimizando desafíos, quedándose con los mismos roles y perdiendo espacios a todo nivel.

Esto se puede evidenciar en el trajinar del tiempo cuando en las sociedades tradicionales, las mujeres como madres de familia, jefas y administradoras de la casa tuvimos que sumar a nuestras labores, tareas de responsabilidad que por tradición eran de los hombres, pero al mismo tiempo los hombres restaron sus obligaciones y se perdieron la oportunidad como padres de familia ser los principales formadores de sus hijos y desarrollarse como gerentes generales de esta gran empresa llamada hogar. 

En cambio en las sociedades más desarrolladas se puede comprobar un intercambio de roles, en los que el hombre no demuestra ningún tipo de estereotipo ni prejuicio al ser catalogado como buen “padre de familia” al dedicarse al cuidado de sus hijos, excelente “amo de casa” al ejecutar todas las tareas del hogar y “esposo abnegado” al compartir su tiempo entre el trabajo y la familia. Finalmente, en las sociedades actuales con la equidad de género y la aplicación de nuevas leyes, los hombres aprecian, respetan y felicitan las cualidades, capacidades y logros de las mujeres que por tener las mismas posibilidades y oportunidades, obligaciones y derechos, tiempos y espacios, han demostrado que ningún hombre ni mujer es superior ni inferior, aunque seamos intelectual y psicológicamente iguales pero física y biológicamente diferentes para complementarnos el uno al otro.
Entonces, tanto las mujeres como los hombres debemos asumir bien los roles que a cada uno nos corresponden para juntos emprender en la construcción de un nuevo tipo de civilización en la que el respeto mutuo, responsabilidad compartida, diálogo sincero y trabajo en equipo nos permitan ser cada día más grandes y mejores para servir a la sociedad.

Kim Vivero Saltos
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.