Las voces que no se apagan

00:26 194 hits

Las voces que no se apagan

Ratio:  / 1
MaloBueno 

marcelo almeida pastorPrecisamente son aquellas que pautan reflexiones, sus legados trascienden el tiempo y promueven cuestionamientos para entender la condición humana. Cuando es portentoso y agudo el juicio social, cultural y político de la producción intelectual, éste suscita gran interés y se convierte en referencia para formar y orientar la opinión pública.

En el oficio de escribir, como él mismo autor señala, las cavilaciones surgieron unas veces desde ideas preparadas para la poesía, más sin embargo éstas rebasaron los contenidos y se convirtieron en textos suficientes como para dar cuerpo a una novela. Dice que otras ideas le nacieron a partir de dibujos y trazos que se salieron del papel y migraron hacia historias a ser contadas en los textos de nuevos relatos y novelas.

La novela más difundida es El tambor de hojalata (1959), pero su producción es amplia y diversa. El gato y el ratón (1961), Años de perro (1963), Anestesia local (1969), El rodaballo (1977), Encuentro en Telgte (1979), La ratesa (1986), Malos presagios (1992), El cuento es largo (1995), Mi siglo (1999), A paso de cangrejo (2002). Faltan diez minutos para Buffalo (teatro, 1958), Escribir después de Auschwitz (ensayo, 1990), Alemania: una unificación insensata (ensayo, 1990), Discurso de la pérdida. Sobre el declinar de la cultura en la Alemania unida (ensayo, 1993), Acuarelas (libro de arte, 2002), Cinco decenios (memorias, 2003), Lírico botín (antología, 2006), entre otros.
Grass crítico de las injusticias sociales y de los afanes militares y neocoloniales de las potencias fustigó “Hay guerras por todas partes; corremos el peligro de volver a cometer los mismos errores que antes; así que sin darnos cuenta nos podemos meter en una guerra mundial como si anduviéramos sonámbulos…”.
La obra escrita que legó a la humanidad, el laureado escritor alemán, Günter Wilhelm Grass encierra una verdadera oda a la urgencia por cambiar la sociedad, para que en ella se puedan acoger las necesidades más básicas que la vida requiere.

Marcelo Almeida Pástor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.