Libros y autores

00:24 230 hits

Libros y autores

Ratio:  / 0
MaloBueno 

ramiro-velaTodo hombre se enorgullece de lo por él creado, condición humana en los diversos órdenes de la vida que más acusada resulta en el artista. Nadie crea desde la modestia, tampoco los escritores, por muy buenos actores que sean. “No hay padre ni madre a quien sus hijos le parezcan feos...”


Los escritores saben que el arte es un don que la providencia otorga a determinados seres para enriquecer la vida y mantener pura la llama del ideal divino, séptimo día de la Creación. En otros, esa luz de verdad se oscurece y se valen mal de los talentos que les fueron otorgados para que fructificaran en cosecha de eternidad. Estos últimos, que forman legiones, suelen escalar con rapidez el sendero del éxito, de los aplausos, de los premios, halagando la concupiscencia y las debilidades de quienes les encumbran y que, tal vez, ascendieron también del brazo de los pecados capitales.
Nadie crea en la ausencia de vanidad de los artistas. Créase, sí, en la bondad y en la inteligencia de unos pocos que supieron consagrarse a la verdad, ajenos a pedestales de barro, testigos y testimonios de su tiempo, en su mayor parte no deseables para la corrompida –¡Sálvese quien pueda! –sociedad contemporánea.
Existe otra identificación, molesta y no siempre acertada, que corre a cargo de los lectores: la de considerar al escritor protagonista de sus obras, aplicándole la psicología y hasta las deformidades morales de sus personajes. Nada más falso. El buen escritor no ignora –y siempre intuye- el dicho popular de que “…………….quien lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Y refleja tal cúmulo de experiencias en uno o más personajes, mezclando sentimientos propios con los ajenos, adobándolos con la salsa de la fantasía hasta conseguir un guiso literario más o menos sabroso. La desnudez psíquica del autor es más difícil de captar que la de cualquier otra persona. Y ello es así porque está envuelto en ajenas emociones. Por si lo expresado no bastara, la formación del artista y su experiencia le obligarán a despreciar mañana lo que admiró hoy, espíritu selectivo de superación intelectual.

Ramiro Vela Sandoval.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.