Hace diez años (II)

06:27 391 hits

Hace diez años (II)

Ratio:  / 0
MaloBueno 

german muenalaFui testigo ocular y cercano de los hechos, trabajaba en el Codenpe cuyas oficinas están a metros del palacio de Carondelet, así viví la caída de Lucio Gutiérrez en primer plano.
Se veía venir, semanas antes de este hecho ya no había tranquilidad en la Plaza Grande, ni en el centro histórico, realmente en ningún lado, pues las protestas por el abuso del poder se enfrentaban decididamente a la acción represora del gobierno.
Su autocalificación de “forajidos” fue el retomar simbólico del propio concepto emitido por Lucio, era la clase media quiteña indignada y convocada, pero también motivada, por una radio emblemática que permitió visibilizar acciones novedosas para la protesta ciudadana. Por obvias razones los indígenas no fueron protagonistas.  
Días antes del hecho, miembros de seguridad ingresaban al edificio del Codenpe y nos pedían que desalojemos las oficinas porque no garantizaban nuestra integridad. Ese miércoles 20 de abril de hace 10 años, como ya era rutina, el centro histórico fue cercado por el ejército y la policía en turnos incomprensibles, se vivía un verdadero estado de sitio.
Justo ese día no se dio esa orden, el movimiento en la plaza Grande ya era inusual, los “forajidos” con cierta complicidad se habían tomado la Plaza Grande a pesar de la presencia de las fuerzas de orden y del cerco de guerra, banderas flameantes anunciaban la caída eminente del gobierno.
Luego vivimos los capítulos conocidos, como la maniobra espectacular de un helicóptero que arriesgando todo pudo salvar de la multitud a Gutiérrez, también en otro espacio y al mismo tiempo, fuerzas políticas con la presión de ciertas multitudes decidían la sucesión presidencial.
Las lecciones de esos hechos son anales para el movimiento social en el país, pues de estas se debe aprender.