Retroceso

00:31 152 hits

Retroceso

Ratio:  / 0
MaloBueno 

raul-amaguanaRecuerdo que como buenos creyentes en las divinidades femeninas, cuando era pequeño, en varias ocasiones mis abuelos me llevaron de romería, hacia el Santuario de la Virgen de Las Lajas en Nariño-Colombia. Al regreso por la ciudad de Ipiales, pese a la limitada economía, ellos compraban cualquier que otra cosita, entre pequeños artefactos de recuerdo, dulces o café colombiano.

Al regreso ya en tierras ecuatorianas, tengo bien grabado desde esa época, recuerdos temidos y poco agradables del “control aduanero” de ese entonces, en especial en el sector de Yahuarcocha. Tipos gordos y uniformados, entre hombres y mujeres, que al grito de “aquí no pasa ni una sola aguja”, empezaban a rebuscar hasta el último rincón de nuestros equipajes, “confiscando” en medio de las lágrimas de los peregrinos, todo producto colombiano.
Con esa experiencia, cuando crecía y escuchaba los discursos políticos de integración andina, siempre soñé con la abolición de las aduanas terrestres y por qué no, de la eliminación de las fronteras entre nuestros países hermanos. Promesas e intenciones de integración, supongo desde la muerte del Libertador Simón Bolívar, esto es desde hace casi dos siglos, han salido a “millares surgir”; pero la incapacidad y el egoísmo de nuestros países con sus líderes, pudo más y ahora seguimos en lo mismo.
Por hoy, con la vigencia de las “benditas” salvaguardias –por no decir lo contrario- hemos vuelto a revivir aquel recuerdo temido de hace muchos años: la vigencia del control aduanero en las carreteras.
En cuestiones de integración, tengo la seguridad de que hemos retrocedido irremediablemente; de nada sirvió el auge de los gobiernos “progresistas de izquierda” en Latinoamérica.
Las intenciones de construir esa patria grande con la que soñaba Simón Bolívar, hoy yace en letra muerta, en archivos polvorientos, en reuniones fugaces, en edificios solitarios.

Raúl Amaguaña Lema
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.