Marchas y contramarchas

06:58 246 hits

Marchas y contramarchas

Ratio:  / 2
MaloBueno 

juan rualesEl jueves anterior no fue un jueves cualquiera, fue la víspera del Día de la Felicidad aunque estuvo marcado por episodios poco felices. Por un lado, la marcha de los sectores desestabilizadores del gobierno que, según la prensa desestabilizadora también; fue “multitudinaria”.


Es bastante probable que así haya sido, no me consta ni me extraña. El imperio se mueve en cada rincón del país con sutiles maniobras de resquebrajamiento a los gobiernos que no le son sumisos… Disfrazado de sectas religiosas, no descansa un solo día  en su siniestra tarea de, a nombre de dioses a granel, pescar río revuelto a ingenuos creyentes que, despechados de una religión caen en otra, en su búsqueda incesante una verdad metafísica que no les llega.
Todo esto  con el socorro de la prensa amarilla y, cuando no,  de soterrados agentes enquistados en el seno de  movimientos y partidos políticos que se dicen de izquierda, pero que tienen una vergonzante praxis de derecha. Vale la pena saber más a este respecto en la última obra de Jaime Galarza, Philip Agee y Francisco Herrera: “La CIA contra América Latina”.
Por otro lado la contramarcha gubernamental dicen que también fue cuantiosa. Espero que haya sido con militantes comprometidos con el proceso estampado en sus camisetas verdes y con cuadros políticos de la Revolución Ciudadana que entiendo, la dirigencia está formando para que no se repita el fiasco en algunos lados, de las elecciones anteriores. Si bien puede ser bueno que se apele nuevamente a una campaña de “carnetización”, les quiero recordar que esto no es suficiente,  que la revolución no se hace con “carnetizados” sino con revolucionarios,  y a estos se los forma en la teoría y en la praxis mediante un sistemático y riguroso proceso ideológico y político. No permitamos que el neoliberalismo se tome otra vez la patria enancado en la ingenuidad de algunos sectores de nuestro pueblo que no alcanzan aun a ver que el asunto no es la reelección de Correa, sino la continuación o no de un proceso que guste a quien guste, es un paso adelante en algunos aspectos del proceso de liberación de nuestra patria. Prohibido olvidar.