Chaltura y la fiesta en honor a San José

Ratio:  / 1
MaloBueno 

zulema obandoLa sierra norte ecuatoriana se ha caracterizado por denominar  a ciudades y pueblos con nombres de patronos destacados  dentro de la Iglesia Católica, como es el caso de San Miguel de Ibarra, San Luis de Otavalo, Santa Ana de Cotacachi, San Gabriel, Santa Marta de Atuntaqui, San José de Chaltura, entre otras; esta última perteneciente al cantón Antonio Ante; se encuentra festejando sus fiestas patronales en honor a  San José. Es así que Chaltura y sus habitantes le ofrecen una programación rica y variada  del 6 al 30 de marzo, siendo su día festivo el 19 del mismo mes.
El mundo católico recuerda a José, un humilde carpintero, quien tuvo la más grande y noble misión de ser el padre de Jesús ante el mundo, su custodio, protector y en efecto, es así como lo sienten, los cientos de devotos de este sector, como un patriarca responsable y cariñoso, el evangelio de Mateo y de Lucas no menciona palabra alguna, pero reflexiona en sus obras, sus actos de fe, amor y perfección, por eso la Iglesia Universal lo venera como un modelo de silencio y humildad y es en esa perspectiva,  que los priostes y autoridades del clero de la parroquia, centran la festividad en actividades religiosas como homilías, vísperas solemnes, misa de fiesta, la novena organizada por los barrios: Loma de Ramírez, El Incario, El Rosario, La Violeta, San Vicente, sectores y otras organizaciones; acarreo, quema de la chamiza y castillo y otras de orden cultural y gastronómico que ponen de relieve a la parroquia y sus habitantes, que por su amabilidad y cortesía son conocidos como “el poblado de la gente feliz”, siendo su principal renglón productivo, la agricultura.
Otro atractivo del lugar es su reconocida gastronomía, algunos habitantes con sus secretos culinarios se han especializado en la preparación del cuy, de ahí que también se la conoce como “la capital mundial del cuy”, por sus restaurantes han pasado grandes personajes de la política y farándula nacional e internacional, dando testimonio de su exquisito sabor. Los fieles devotos de San José, fincan su fe y esperanza orando y acompañándole en todas los actos religiosos, a fin de manifestar la espiritualidad y el regocijo que esta época de fiesta significa.