Bodas de Oro de la Diócesis de Tulcán

Ratio:  / 0
MaloBueno 

mauro aguirreEl pasado martes 17 de presente se clausuró el Año Jubilar programado con motivo de conmemorarse los 50 años de erección canónica de la Diócesis de Tulcán. Con una solemne eucaristía concelebrada por algunos obispos y sacerdotes y el Te Deum de acción de gracias, Monseñor Fausto Gaybor, obispo de esta diócesis concluyó con la bendición apostólica que otorga indulgencia para quienes han cumplido con los requisitos eclesiales. Un 17 de marzo de 1965 pasó a ser nueva diócesis, desmembrándose de la diócesis de Ibarra, cuyo primer obispo fue Monseñor Clemente De la Vega, posteriormente sucedió Monseñor Germán Pabón, más adelante Monseñor Luis Sánchez y actualmente ejerce este cargo episcopal Monseñor Fausto Gaybor y como administradores apostólicos han servido ocasionalmente Monseñor Luis O. Pérez Calderón, Monseñor Antonio Arregui y Monseñor Danilo Echeverría. Con su propia identidad de una iglesia particular ha recorrido este camino pastoral con la protección y amparo de la Santísima Virgen de la Paz, patrona y guía que en estos días se realizó el centenario de su presencia en el Santuario Nacional de la Paz. El Padre Lenin Hernández, Vicario General, agradeció por este tiempo de gracia eclesial que Dios ha continuado su presencia santificadora en esta porción importantes del pueblo de Dios. Agradeció a los obispos que han pasado cumpliendo con entrega su trabajo episcopal, igualmente a los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que han aportado con su carisma al permanente trabajo eclesial, algunos sacerdotes impulsaron el cooperativismo dando una respuesta a la justa promoción humana de repartir la tierra a muchas familias para su desarrollo social y económico. Manteniendo la cultura de los pastos e integrando a los afros, mestizos e indígenas han formado la gran comunidad de ser iglesia misionera. También el Seminario Mayor hoy de servicio binacional para los seminaristas del Ecuador y Colombia ha sido un pilar fundamental entregando los sacerdotes para cubrir la presencia en las parroquias, han colaborado sacerdotes de otros países dejando un presbiterado dinámico y comprometido en la evangelización y promoción humana.