Entre lamentos e inoperancia

00:12 232 hits

Entre lamentos e inoperancia

Ratio:  / 2
MaloBueno 

jacinto salasCasi un mes atrás, este diario anunció el cierre del Centro de Rescate de Animales Silvestres. La noticia preocupó a muchos que lamentaron la decisión. Algunos concejales recién se enteraban del problema. Otros anunciaron gestiones y ofrecieron que el “zoo” no se cerraría. Los pragmáticos dijeron “no hay dinero”.

El MAE que, según muchos, debió abanderar las gestiones, para motivar a las autoridades locales, a la empresa privada y a la ciudadanía para impedir el cierre, más bien trabajó en la reubicación de las especies. Dirán que han sido efectivos porque los leones se fueron a Loja. Aves y otros animales se fueron a Baños, lo que resta irá a Guaillabamba. Pero lo único cierto es que también contribuyeron para que Ibarra e Imbabura se quedara sin su Centro de Rescate. Guayabillas perdió su más importante atractivo y una buena parte de ciudadanos, apenados, sólo lamentaron la inoperancia.
Sin embargo lo del “zoo” no es algo casual o eventual. Con alguna frecuencia, en la vida ciudadana se repiten hechos que exigen decisiones urgentes, emergentes. No obstante estas no llegan, convirtiéndose el problema en motivo de lamentos, luego de indiferencia, pero no de soluciones.
Es el caso, como ejemplo de lo que pasaba, lejos de aquí, con el hospital del IESS, en Guayaquil. Muchos debían conocer lo que allí ocurría, pero aparte de las quejas y de las críticas a baja voz, nadie se atrevía a poner remedio… hasta que cobijado por la indiferencia, el problema permaneció años como un símbolo de la inoperancia.
Y es lo que pasa, más cerca a nosotros, con Yahuarcocha de la que se dice tiene un alto grado de contaminación. ¿Qué es lo que se hace? ¿Y la draga?. Parece que pasó a la bodega mental del olvido. Y el Paseo Bolívar, y la Cárcel, el Centro de Detención Provisional, y los graffitis…
Y podríamos seguir así con otros problemas urbanos en los que la indiferencia ciudadana parecería ser la razón para no hacer nada o para postergar, indefinidamente, cualquier solución.

Jacinto Salas Morales
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.