La sartén por el mango

00:08 312 hits

La sartén por el mango

Ratio:  / 2
MaloBueno 

juan rualesCon frecuencia se escucha este refrán para querer decir se tiene las riendas del caballo, los hilos del poder, el control del asunto, en fin. Puede ser que en algunos casos sea así; por ejemplo en una bronca de cocina, quien tiene la sartén por el mango puede ganar la pelea dándole un sartenazo al otro; pero en política el asunto no siempre es así.

Veo por ejemplo que Correa tiene la sartén por el mango y no solo la sartén, tiene también la receta y hasta los ingredientes de la cena, incluso el menaje; pero no todos los que se sientan a comer son los comensales que deberían estar. A menudo Correa tiene que personalmente darse la vuelta por las provincias para ver si “los comensales” son los que deben estar o si la mesa está repleta de “paracas” oportunistas que se pusieron la camiseta hasta entrar al comedor pero, una vez con los cubiertos en la mano, se la sacaron y se sentaron en la mesa para aupar de la revolución ciudadana sin poner nada a cambio y a veces ni siquiera un desempeño eficiente de su empleo; peor un aporte al proceso de consolidación del proceso. Y el decepcionado Presidente tiene que mandarles sacando, pues a más de no aportar en nada a la causa, dan rienda suelta a sus instintos politiqueros y terminan no solo mordiendo la mano de quien le dio de comer y poniendo en riesgo el prestigio de este proceso en el que quién sabe qué padrino les infiltró. Lo del hospital de Guayaquil es una muestra de un escaparate lleno de botones de esa misma calaña.
En un proceso de cambio como este, no hay que confiarse en tener la sartén por el mango, hay que ver quienes van a cocinar y a servir la cena; para que no sean unos los que repican y otros los que van a misa. Sin dejar esas ambiguas campañas de afiliaciones masivas” que no son sino como esas redes de los pescadores que meten de todo dentro del mismo saco, deberían poner un poco más de atención en la formación de cuadros quienes, además de méritos profesionales, no faltaba más, tengan también méritos ideológicos y políticos que garanticen que ahí donde les ponen, van a construir al menos una parte de este proceso revolucionario que aún está verde, salvo por algunos líderes que aunque tienen la sartén por el mango; la burocracia y la tecnocracia siguen remando en contra de la Utopía.

Juan F. Ruales
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.