Diálogo nacional

06:02 482 hits

Diálogo nacional

Ratio:  / 1
MaloBueno 

myriam valdiviesoEn la agenda de vida de un país los “pendientes” deben ser evacuados con  diligencia y oportunidad, de tal suerte que estos actos  por hacer no signifiquen estancamiento, peor aún retroceso,  si de participación y democracia hablamos.
En reiteradas ocasiones las voces de diversos sectores políticos se han pronunciado para  que se canalice la demandada CONSULTA POPULAR, a fin de  evacuar  temas tan trascendentes como el de las enmiendas constitucionales  y su tema de fondo, la reelección indefinida. Así también las reformas laborales traen desaliento y rechazo por parte de los trabajadores, y a la inconformidad  se suma el sector indígena y campesino con los cuestionamientos a la ley de Aguas y ley de Tierras propuesta por el actual gobierno. Del otro lado se habla  que dichos temas están siendo socializados o en buen romance que los sectores involucrados están en ejercicio de participación, hecho que ha sido desmentido por las organizaciones sociales que han acusado al gobierno de convocar a sus partidarios y convertirles en referentes o voceros  únicos de los sectores sociales.
Por ello y como un mecanismo de expresión social legítimo y avalado por la historia nacional, la movilización  se convierte en una posibilidad para ser escuchado masivamente, tal como en anteriores ocasiones ha sucedido,  pese a amenazas y  contramarchas protagonizadas  por  funcionarios públicos y adeptos al régimen. No es extraño que en la contienda política, quienes ejercen el poder se encarguen de crear “contras” o movimientos alternos afines a sus intereses para que sostengan a quienes están en la cúspide.  El próximo 19 de marzo se ha convocado a una gran movilización nacional  con la certeza de entrar en un diálogo nacional que permita crecer al país, fortaleciendo las herramientas de participación que la Constitución de la República reconoce y ampara. Que no se pase en las encuestas  a ser país record de desconocimiento a los derechos sociales, por tener un gobierno que no reconoce  los preceptos constitucionales. Lo más democrático es la consulta popular para que el pueblo se exprese, es nuestro derecho.