Discurso de la Casa de la Cultura

05:40 305 hits

Discurso de la Casa de la Cultura

Ratio:  / 0
MaloBueno 

mauro aguirreEl pasado jueves 5 de febrero en la Casa de la Cultura “Benjamín Carrión”, núcleo de Imbabura, en un solemne programa académico, el Magister Fernando Revelo, meritísimo presidente, efectuó la presentación del opúsculo “Reflexiones Pastorales en la Evangelización” de mi autoría. Allí exaltó la personalidad y su destacada labor como escritor.


Posteriormente expresó el autor su discurso: “que interesante y de gran valor para conocer la literatura, es asistir los jueves académicos, donde se promocionan libros grandes y pequeños de una variedad de colecciones, que nos transportan al espacio y que nos lleva a comunicarnos su sentir y su inspiración. Nuestro ilustre compatriota José Joaquín Olmedo decía: ‘amor de patria comprende. Cuanto el hombre debe amar, su Dios, sus leyes, su hogar y el honor”.
En mi corazón sacerdotal siempre ha estado mi amor total para Dios, la patria, la iglesia y la humanidad. Hoy que voy cumpliendo los 35 años del ministerio sacerdotal, como no  agradecer a Dios por este sublime llamado a esta vocación donde puedo prestarle a Jesús mis labios, mis ojos, mi corazón y mi cuerpo para ser su humilde instrumento.
Monseñor Juan Larrea Holguín el obispo que me consagró sacerdote en la catedral de Ibarra, en uno de sus libros nos dice: “el hombre mejora en cuanto se hace más hombre, en cuanto encarna las virtudes que perfeccionan su naturaleza humana”. De su ejemplo y de tantos otros ilustres eclesiásticos, civiles y militares he aprendido el arte de escribir  y como articulista llevo el mensaje orientador de la  santa madre iglesia en los nuevos areópagos evangelizando con la palabra humana, utilizando los medios de comunicación que hoy unen al mundo con la tecnología. Montaigne dijo:” por la palabra somos hombres y por ella estamos ligados unos con otros”.
La iglesia vive para evangelizar la entrega de este opúsculo publicado gracias al señor Presidente y al Directorio hoy como esta mi dedicatoria es para los miembros fieles de la santa madre iglesia de Cristo salvador, para todos seguirle a Cristo como misioneros y discípulos en cualquier lugar.