Leonela Inés y la esperanza

04:43 362 hits

Leonela Inés y la esperanza

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Marcelo Almeida pastor Quiero rendir un sencillo tributo de reconocimiento a una de las más destacadas maestras de esta época; quien nos ha dejado el pasado 17 de enero de 2015. Leonela Inés Relys Díaz y su vocación de maestra, fue una esperanza, una luz para miles de miles de personas que siguiendo su método, se llenaron de fervor y lograron perfilar mejor su identidad como seres humanos. Esta labor social y educativa les permitió visibilizarse en cada uno de sus grupos culturales y sobre todo ser reconocidos por los Estados como ciudadanos, con plenos derechos y deberes.
El conocido método de alfabetización “Yo, sí puedo” también encendió la antorcha de la sensibilidad humana en Ecuador; en cada uno de los sujetos sociales se amasó la ternura de las primeras letras para construir con dignidad el acceso a las culturas, la ciencia y el conocimiento. Por la pasión de los facilitadores y la perseverancia de Leonela Inés, como ideadora de la propuesta, este sencillo pero meritorio proceso de progreso social se afincó en 28 países; metodología a la que se le han hecho 15 contextualizaciones: ocho en idioma español, dos en portugués, una en inglés, en quechua, en aymara, en creole y en tetum. Así que, con una luz centellando en los ojos y en la mirada, alrededor del mundo, muchos hombres y mujeres pudieron decir: Yo, si puedo; Sim, euposso; Yes, I can do; Jiwasataskiwua; Ari, ñuqaatini; Wi, mwenkapab; y Los, haubele.
Leonela Inés nació en Camagüey-Cuba en 1947, a los 14 años se vinculó como alfabetizadora (Brigadas “Conrado Benítez”); en 1964 se graduó de maestra; trabajó en la Escuela Nocturna para domésticas “América Labadi”; Escuela de Suelos y Fertilizantes “Sierra Maestra”.
Se graduó como profesora de español (Universidad de La Habana, 1968) y obtuvo un Doctorado en Ciencias Pedagógicas (2007). Además de sus reconocimientos académicos y premios internacionales, Leonela Inés tiene el cariño y la gratitud de cuanto hombre trabajador y mujer sencilla, porque la estiman como madre y maestra.