Casa de todos, casa de nadie

04:47 300 hits

Casa de todos, casa de nadie

Ratio:  / 0
MaloBueno 

jacinto salasSegún la afirmación de ciudadanos, las últimas dos semanas, es decir casi 15 días, el parque Pedro Moncayo, el centro de Ibarra, permaneció a oscuras.

Salvo la gestión de uno o dos, nadie se interesó para que la Empresa Eléctrica, con la urgencia del caso, solucionara el problema. A la final, debió intervenir la vicealcaldesa, para que la luz vuelva.
Algo similar pasó en una calle lateral de la antigua sede de Emelnorte, la luminaria de alumbrado público estuvo apagada. Un vecino debió acercarse a la empresa para pedir la arreglen.
Hace poco más de cinco años, cuando la administración se preocupaba de la regeneración urbana, el Municipio mejoró integralmente la calle Martín Zumeta. La diseñó con adoquines ornamentales y convirtió a la calle en un vistoso pasaje casi, casi peatonal, digno de Ibarra. Hoy, la Martín Zumeta muestra el descuido y el abandono. Los colindantes la han convertido en un parqueadero. En algún sitio hasta se adivinan manchas de aceite, incluso uno que otro propietario abusa lavando su vehículo. De las jardineras no queda casi nada, salvo la estructura y de las ocho luminarias iniciales apenas si sirven dos. Las demás fueron chocadas, torcidas, se cayeron. ¿Y los vecinos? Aparentemente practican el:“A mí no me toca, no es de mi incumbencia”.
En la era de los planificadores, no pusieron un adoquín en las veredas de la calle Bolívar, la principal de la ciudad. Para comprobarlo, basta recorrer el tramo entre la Grijalva y la Troya. Así se cuidaba a Ibarra, “capital del turismo”. Nadie reclamó. ¿Irónico, no?
Y aun cuando hay ordenanza que obliga a pintar las casas de blanco, el centro histórico de Ibarra, muestra cómo el “chagrillo” y los colores chillones ganan terreno, como lo han ganado, en batalla desigual, los supuestos grafiteros que irrespetan muros, fachadas y hasta monumentos porque Ibarra es ciudad de todos, es decir, de nadie. Por eso da la impresión que a muy pocos parecería importarles lo que muchos vecinos hacen con la hermosa villa de antaño.