12-09-2018 | 00:00

Atentado en el metro

    El pasado domingo 9 de septiembre de 2018, Quito amaneció con una preocupación. El alcalde de la Capital denunció que “una banda integrada por alrededor de 20 individuos asaltó los talleres y cocheras del Metro de Quito ubicados en Quitumbe, amordazó e inmovilizó a un grupo de guardias de seguridad que custodiaban el lugar...”. El objetivo a primera vista no fue robar o causar daño a las personas, sino dejar impreso en el primer vagón que llegó a Quito, una serie de grafitis que dan muestra de la temeraria acción. Hay varias lecturas. Una de ellas, la animadversión política en contra del primer personero municipal, puede ser la no complacencia para tener un servicio de transporte que puede afectar a un sector de la población o demostrar que en cuanto a seguridad todavía nos falta mucho. En todo caso, la denuncia fue puesta y serán las investigaciones las que deban arrojar resultados para llegar a conclusiones ciertas.

    MÁS INFORMACIÓN