06-07-2018 | 16:48
Kim Vivero
Pensamientos
kvivero@pucesi.edu.ec

Un año inolvidable

Sin lugar a dudas, al finalizar el año lectivo 2017-2018, se vivencian sentimientos encontrados.

    Al finalizar el año lectivo 2017–2018, se vivencian sentimientos encontrados puesto que en el día a día, los hilos invisibles del cariño, gratitud, respeto, y admiración se tejen y entretejen entre compañeros y amigos, estudiantes y profesores, padres de familia y autoridades.

    Aquello que se enseñó con sabiduría y aprendió con amor, compartió con generosidad y recibió con gratitud, propuso con respeto y aceptó con seguridad, confesó con honestidad y perdonó con probidad, equivocó por desconocimiento y corrigió con humildad, estudió con responsabilidad y mereció por justicia, sirvió con vocación y no esperó reconocimiento, en éste año jamás se podrá olvidar ni en el tiempo ni en el espacio.

    Obviamente, el compartir deberes y derechos, éxitos y fracasos, fortalezas y debilidades, risas y lágrimas, sueños y pesadillas, secretos e intimidades, durante ocho horas diarias y cinco días a la semana, en el estudio e investigación en las aulas y laboratorios o en el tiempo de descanso y juego en los patios y corredores, han contribuido a que los amigos se hayan convertido en los hermanos que ha dado la vida, y que el cariño les haya hecho familia.

    Sin duda alguna, esta es la razón por la cual, lo que se hizo en este año lectivo quedará inscrito, no sólo en las páginas de la historia de las instituciones educativas, sino también en el corazón de todos sus miembros, porque será inolvidable.

    MÁS INFORMACIÓN