01-09-2018 | 00:00
David Ruiz Sevilla
Perspectivas
davidruizsevilla@hotmail.com

Taita Leonidas, el profeta

Hay profetas

en el seno de la Iglesia latinoamericana. Quizá son demasiado pocos.

    “Profeta es el hombre que ve las realidades de este mundo en toda su objetividad, el que no se deja deslumbrar por falsos valores ni desorientar por falsas promesas.

    Es el que ve la mentira en donde quiera que exista. Es el que ve la realidad de los acontecimientos históricos y sabe leer el mensaje encerrado en ellos.

    Profeta es el hombre que ve la trayectoria que sigue la historia, cuyo actor es el hombre mismo, y prevé las consecuencias de hechos actuales, porque cabe mirar el hoy en función del mañana y en función de lo eterno.

    El profeta no encuentra eco ni comprensión en los hombres que le rodean. Hay profetas en el seno de la Iglesia latinoamericana. Quizá son demasiado pocos.

    Son aquellos que levantan su voz para condenar las injusticias; son aquellos que señalan con el dedo las flaquezas de la misma Iglesia; son aquellos que sin consultar a nadie rompen viejas y centenarias estructuras para anunciar el nacimiento de nuevas estructuras; son aquellos que se ponen en peligro de ser perseguidos por el poder político, por el poder del dinero, y de ser condenados por los altos dirigentes de la misma Iglesia”.

    Lo anterior fue escrito y practicado por Monseñor Leonidas Proaño, el obispo de los pobres del Ecuador; y por eso fue calumniado, perseguido y hasta encarcelado. Ayer se cumplieron 30 años de la partida a la eternidad de nuestro querido y recordado Taita Leonidas.

    MÁS INFORMACIÓN