06-08-2018 | 00:00
Jacinto Salas
Momentos
salasjacinto@yahoo.com

Subsidios

    El país discute el tema de los subsidios. Las difíciles condiciones económicas heredadas por una década de irresponsabilidades, obligan a buscar alternativas para administrar la nación, que permitan aliviar las presiones que soporta la caja fiscal a la hora de pagar salarios, atender la salud, educación, seguridad y las obligaciones que exige gobernar. Una de las alternativas posibles es la eliminación de los subsidios. Estos, según muchos análisis, representan un costo oneroso para el Estado, so pretexto de favorecer a los sectores populares. Sin embargo, el problema va mucho más allá de lo que se quisiera. Porque las reacciones que genera la posibilidad de eliminar un subsidio, no responden a criterios fríos, a un análisis técnico, a una visión de lo que dice y explica la realidad. Al contrario, la mayor parte de las veces son respuestas emotivas, sensibles, opiniones y pareceres carentes de objetividad y de apego a la vivencia común de un país. Basta acercarse y examinar fríamente las exposiciones de algunos dirigentes sociales y sindicales, con mucha frecuencia obcecados en su rechazo a la posibilidad de revisar y peor, de eliminar cualquier subsidio, por más inoperante e injusto que sea. ¿Soluciones? Primero habrá que “despolitizar” el tema. Algo difícil cuando políticos recalcitrantes encontrarán más de un pretexto para intranquilizar al país. Segundo: Convencer. Esto significa demostrar que un determinado subsidio, no beneficia al país, sino a los grupos de poder. Es decir a quienes menos los necesitan.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN