20-08-2018 | 00:00
Jacinto Salas
Momentos
salasjacinto@yahoo.com

Se necesitan políticas

Las tiendas políticas evidencian problemas al definir nombres de los candidatos.

    Diez años de caudillismo autoritario. Seis y un poco más de vigencia del partido único que dominó todos los recovecos del poder, sin duda que pasarán factura a los escasos actores políticos, gentes y organizaciones, que luchan en el país. Esta factura se hará notoria en el ya cercano proceso electoral que culminará en marzo del 2019 con la elección de los integrantes de los organismos seccionales descentralizados.

    Y aun cuando los nombres de los precandidatos florecen, está en duda la fortaleza y representatividad de las organizaciones que los respaldan.

    Lamentablemente, estas siguen siendo entidades coyunturales, transitorias, sin permanencia en el tiempo ni en el escenario político. Aparecen y encuentran su razón de ser solo en temporadas electorales. Esa transitoriedad afecta. Las organizaciones partidistas y sus candidatos, son incapaces de diseñar verdaderas políticas de gestión pública. Las propuestas notarizadas son, generalmente, respuestas coyunturales para ciertas demandas populares, pero no proyectos de largo aliento para superar las grandes necesidades comunitarias. Estas ni se tocan.

    No contamos con un proyecto de ciudad, un proyecto de provincia, que diseñen el futuro, las metas por alcanzar, los proyectos por desarrollar.

    A los electores toca exigir. Sí, obras, pero más que nada, y con urgencia, políticas que resuelvan los graves problemas comunitarios.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN