14-07-2018 | 23:33
(O)
Germán Muenala V.
Interculturalidad
muenalagerman@gmail.com

“Runasur”

Las reacciones a este pronunciamiento vienen siendo de todo color, grosor y calibre.

    El anuncio del presidente Lenin Moreno de entregar el edificio de la Unasur a la Amawtay Wasi, ha generado muchos comentarios que visibiliza una sociedad racista y polarizada.

    Es que se le chispoteó al amigo Kaart Atamaint, quien un día antes posteo en las redes sociales que el edificio de la Unasur al haber sido declarado en banca rota debería pasar a la Universidad Amawtay Wasi.

    Día seguido en Latacunga, en evento convocado por la Conaie para la firma del Decreto que restituye la Educación Intercultural Bilingüe, el Presidente Moreno, dijo que este edificio pasaría a ser la sede de la Universidad de los pueblos y nacionalidades, pero que se deberá realizar los trámites pertinentes.

    Las reacciones a este pronunciamiento vienen siendo de todo color, grosor, calibre. Unos empezaron a culpar a la Conaie de la debacle de la Unasur, otros miran este hecho como entreguismo de los “indígenas” al oficialismo, etc.

    Este hecho es resarcimiento y de consecución de los derechos que le asisten a los pueblos y nacionalidades en un Estado plurinacional.

    Una caricatura mostró al nombre del edificio con una “r” y los comentarios continuaron, unos aplaudiendo esta decisión, pero otros atacando con términos fuertes. El hecho está dado, no creo existan retrocesos a estos pronunciamientos, los más avezados ya han puesto consigna: “En Runasur a runarizar el conocimiento.”

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN