17-07-2018 | 00:00
Enrique Aguilar
Reflexiones
neaguilarz@hotmail.com

Políticas estatales ante la discapacidad

    Como en todo problema de Salud las políticas más importantes son las destinadas a promover la salud y, en este caso, a prevenir la discapacidad. Ello requiere de programas como el de Niños de Alto Riesgo (NAR) que mantuvimos durante doce años y que por falta de interés de los gobiernos casi han desaparecido, se trata de identificar los riesgos Preperinatales que pueden llevar a la discapacidad desde la niñez temprana y emprender con ellos la Estimulación Adecuada para que consigan el mejor nivel de desarrollo cerebral e integral.

    Cuando ya la discapacidad se ha establecido, no se trata sólo de programas remediales, es decir entregar prótesis, bastones o sillas de ruedas, que aunque dan ayuda a personas totalmente desvalidas y pobres, no son suficientes. Pues, y en esto es bien clara la Organización Mundial de la Salud y la ONU, los programas remediales solo llevan a que las personas con discapacidad se hagan dependientes del Estado y aprendan a vivir a sus costillas.

    Lo importante es promover en ellos la autonomía, que puedan conseguir el máximo nivel de capacidad posible para trabajar, formar una familia, disfrutar de vacaciones, organizarse de acuerdo a sus necesidades, participar de la vida política, reclamar sus derechos y promover leyes que los favorezcan. Solo así la sociedad contribuye realmente a su inclusión social y a que alcancen los objetivos que toda persona quiere cumplir en su vida.

    MÁS INFORMACIÓN