23-07-2018 | 00:00
Juan F. Ruales
Como venía diciendo
juanfruales48@hotmail.com

Neoliberalismo al ataque

Estamos frente a un nuevo capítulo de es misma historia, solo que con métodos más sutiles.

    Desde hace varios años vengo advirtiendo que los procesos de soberanía que inauguraron algunos países de América Latina eran un desafío al poder omnipotente del imperialismo cada vez más hegemónico y globalizante que los capos del imperio y sus lacayos criollos no lo iba a tolerar y lo sofocarían más tarde o más temprano a cómo de lugar. Como dijo un presidente yanqui, “los EE.UU. no tienen amigos... tienen intereses” por ello, no escatiman estrategia alguna para deshacerse no solo de presidentes con dignidad, sino que como en el caso de los países del Cono Sur durante la siniestra década del Plan Cóndor, exterminaron de raíz todo brote de rebeldía, (pensaban que eso lo estaban haciendo) asesinando a miles de patriotas demócratas, progresistas, no se diga de revolucionarios y contestatarios.

    Razón tuvo Bolívar cuando manifestó que “...parece que la providencia ha destinado al gran país del norte para plagar de miseria a nuestra América” y por su visionaria visión antiimperialista terminó sus días viendo como sus amigos y compañeros sucumbían en la traición azuzados desde ese entonces para que no permitan la unidad de los países de América Latina. Hoy estamos frente a un nuevo capítulo de esa misma historia, solo que con métodos más sutiles la finalidad es la misma, impedir que los pueblos del nuestro continente se unan para que no impidan el saqueo inmisericorde de nuestros recursos naturales.

    MÁS INFORMACIÓN