02-09-2018 | 00:00
Zulema Obando
Rastros y Rostros
crisjuli@hotmail.es

El churo como herencia ancestral

El churo

produce un

sonido

muy particular, actúa como una trompeta simple.

    El Churo, es un instrumento autóctono de comunicación ancestral utilizado por los aborígenes mexicanos, peruanos, bolivianos y ecuatorianos para llamar a la “minka”, palabra kichwa que significa trabajo colectivo, convocar a las fiestas, avisos, señales, nombramiento de autoridades, o también para las cosechas (jahuay). Los comuneros actuales aún lo utilizan en los ritos ceremoniales del Pawkar Raymi, Kulla Raymi, Inti Raymi e Inga Palla e indudablemente como alarma ante la inseguridad. Este caracol marino de gran tamaño, se denomina también pututo (México), páwanka (záparo), okungu (shuar), quero (austro); de acuerdo al investigador Rafael Chiliquinga la concha spondylus, es una iconografía de los pueblos andinos antes de la conquista, llegando a los rincones de la sierra producto del intercambio comercial con los pueblos de la costa.

    El churo produce un sonido muy particular, actúa como una trompeta simple, que se pueden combinar con otros instrumentos musicales, Pocos son los comuneros que adquieren la práctica comúnmente heredada de padres a hijos, dicen los diestros músicos que se sopla desde un lado y los labios actúan como una doble lengüeta, se dejan llevar por el oído pues no existen notas musicales.

    Su sonido agudo y fuerte, se escucha hasta un kilómetro a la redonda, el eco se esparce hacia adentro, agitando de emoción el corazón de la comarca.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN