02-09-2018 | 00:00
Germán Muenala V.
Interculturalidad
muenalagerman@gmail.com

Duele Mascarilla

Indignados quienes estaban en estas protestas, queman un patrullero y el destacamento.

    Los hechos ocurridos en Mascarilla, territorio afrochoteño, duelen, nada ni nadie puede justificar la muerte de un joven de esa manera. Rindo luto a la familia de Andrés Padilla Delgado.

    Las grabaciones que se pueden ver, el relato de los hechos ocurridos, permiten conocer algo de lo que pasó ese día.

    Una manifestación en la que se produce disparos, el joven asesinado no estaba atacando porque estaba de espaldas sin armas, sin embargo se mira como un uniformado corre en sentido contrario da vuelta y dispara, consecuentemente cae herido el joven Padilla.

    Se puede deducir que este policía actúa fuera de los protocolos establecidos para estos casos, no se ve el uso progresivo de la fuerza, no manejaron de forma adecuada el conflicto.

    Se mira una clara y grabe violación de derechos humanos producido por un miembro de la fuerza pública a un ciudadano que estaba en la protesta en Mascarilla.

    Indignados quienes estaban en estas protestas, queman un patrullero y el destacamento policial del lugar. No es la primera vez que ocurre esto en el país y en el mundo, la visión racista de como los supuestos blancos miran a los afrodescendientes es recurrente, dicho de manera directa el racismo se manifiesta en estos hechos.

    Para los jueces es tarea de dictaminar si es homicidio, asesinato, ejecución arbitraria o una ejecución extrajudicial. El pueblo clama justicia.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN