01-09-2018 | 00:00
Kim Vivero
Pensamientos
kvivero@pucesi.edu.ec

¿Cuál es su verdadera edad?

En la actualidad es común encontrar a muchos jóvenes que piensan y actúan como viejos...

    Es indiscutible que los años además de regalarnos la maravillosa oportunidad de disfrutar de la vida, incrementar los conocimientos, adquirir experiencias, perfeccionar talentos, luchar por un ideal, hacer realidad un sueño, o amar a alguien, también se encargan de pasarnos la cuenta de los segundos, minutos, horas, días, meses, años y décadas vividos. Razón por la cual, todo lo que pasó hace un momento haya sido bueno o malo, bonito o feo, alegre o triste, ya es historia, y por más que intentemos hacer hasta lo imposible por reconstruir ese instante con los mismos protagonistas, iguales libretos y en idénticos escenarios, sólo llegarán a nuestra memoria recuerdos fotográficos que los mantendremos siempre latentes en nuestro corazón.

    En este contexto, es primordial diferenciar entre “sentirse viejo” y “estar viejo;” puesto que se ha comprobado que todos tenemos tres edades: la primera es la que está estipulada en la cédula de ciudadanía, la segunda es la que se simula tener por la apariencia física, y la tercera es la que se dice tener.

    Por lo que, en la actualidad es común encontrar a muchos jóvenes que piensan y actúan como viejos, así como muchos abuelitos que se sienten y se comportan como adolescentes.

    Esto confirma que la verdadera edad no existe, es el tiempo el que pasa, marca el compás de la vida, pone límites al pasado, vivencia el presente y se proyecta al futuro.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN