31-07-2018 | 00:10
(O)
Enrique Aguilar
Reflexiones
neaguilarz@hotmail.com

Algo digno de imitarse

    En la campiña de la Toscana, región de Italia, cuya ciudad emblemática es Florencia, toda ella es un museo en sí misma. En esa hermosa campiña existe un pequeño pueblo del siglo VIII, llamado Volterra, construido amurallado encima de una loma. Este pueblo tiene un monumento emblemático que es un arco de la Cultura Etrusca.

    Durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes decidieron bombardear y destruir el arco, pero loa vecinos de Volterra decidieron hablar con el comandante local y lo convencieron para ellos desbaratar la noche anterior parte del monumento y así simular su destrucción, de esa manera se salvó hasta nuestros días ese Arco que es admirado por todos por su solidez.

    Existen fotos cercanas al arco que dan testimonio de esa heroica noche en que intervino todo el pueblo.

    Buena lección para todos aquellos que en el Ecuador quieren aplicar el odio para destruir, cuando lo hecho, sea quien sea que lo construyó, es patrimonio de todos. Y por lo tanto debe ser cuidado y defendido por todos. Que el odio no consiga.

    Romper ese tejido social del Ecuador que ha tomado siglos construir y tampoco las obras en salud, educación, energía, carreteras, y por supuesto no destruir lo que queda de una paz social que parece venirse abajo.

    Hay cosas definitivamente más importantes que insultar todos los días en las redes sociales.

    MÁS INFORMACIÓN