13-07-2018 | 16:33
(D)

Sara Palacios cruza a nado el Canal de la Mancha

Quito (Andes).- La nadadora ecuatoriana Sara Palacios logró la hazaña de cruzar el Canal de la Mancha y se convirtió en la primera mujer de Ecuador en cumplir esa meta, que comprendió una distancia de 34 kilómetros entre Inglaterra y Francia.

El acontecimiento tuvo lugar este 11 de julio, cuando se convirtió en la primera mujer de su país en lograrlo, 21 años después que un ecuatoriano, Galo Yépez, cumpliera esa meta, en 1997.

El primer cruce solo del canal de esta temporada se llevo a cabo el 23 de junio por una nadadora Inglesa de 16 años de nombre Charlotte Smith.

Palacios partió el 11 de julio, a las 17:00 (de Ecuador) desde las costas de Inglaterra y nadó durante 12 horas y 58 minutos, hasta llegar a Francia.

A pesar de que ya se vive el verano en Europa, las aguas del océano Atlántico se mantienen frías y Palacios nadó a unos 16° centígrados.

“Crucé, llegué hasta Francia en 13 horas, lo cual era el tiempo previsto. Salir en la noche no estuvo tan feo como hubiera imaginado, pero más bien el día estuvo frío, porque el sol nunca salió”, dijo la nadadora en un video publicado en su cuenta de Facebook, donde tiene como usuario el de “Sara del Mar”.

En esa página se transmitió en directo parte de su trayecto, pero por problemas de conexión no se pudo observar la parte final de la travesía. En el mismo video, Palacios contó algunos detalles que complicaron el cruce.

Las corrientes afectaron su desempeño y el mar la llevó en direcciones que no quería tomar, según lo establecido. Aquello provocó que tardara un poco más, pero luego pudo enrumbarse hacia las costas francesas y llegar sin inconvenientes.

Una embarcación con el nombre de Viking Princess (Princesa Vikinga) la acompañó durante todo el trayecto. Después de casi ocho horas de nadar se detuvo para hidratarse y alimentarse, antes de continuar con su travesía en el mar.

Palacios no debía tocar la embarcación, porque ese detalle podía anular su intento de cruzar el canal europeo. Su esposo y sus padres formaron parte de su equipo de abasto, que la acompañaron durante todo el recorrido. Unas 12.000 personas han cruzado entre los dos países.

Poco antes de iniciar su reto de “los Siete Mares”, escribió en Facebook: “La Natación puede llegar a ser un deporte muy solitario, mas aún si es en aguas abiertas, mas aún si son largas distancias. Sin embargo, cuando yo nado, jamás me siento sola. Siento la calidez de mi familia, mis amigos y de toda la gente que de una u otra manera me ayuda, me apoya y me acompaña en esta travesía”.