07-08-2018 | 00:55
(I)

Santa Fe, el rey en Casa Blanca

La escuela Santa Fe dominó el torneo en cuatro categorías. Además logró podio en la sub 9. Los organizadores premiaron a los tres primeros de cada serie.

Ibarra. El Torneo de Apertura de Liga de Quito (LDU) a nivel infanto-juvenil, se selló el último fin de semana en el estadio de la ‘Casa Blanca’. En medio de emoción, goles y festejos dentro y fuera de la cancha, la escuela de Fútbol Santa Fe de Ibarra, fue nuevamente protagonista en ese campeonato, que reunió a los mejores planteles del país. Esa institución local se llevó cuatro títulos y un tercer lugar.

Imparables. Es el tercer año consecutivo que la escuela de balompié compite en ese certamen. En las dos primeras ediciones consiguieron títulos.

Esta vez no fue la excepción. Lograron los campeonatos en las categorías sub 6, sub 7, sub 10 y sub 11. La serie de 9 años de edad se llevó la medalla de bronce. Aún restan por jugarse la final en las divisiones sub 13 y 14. Allí también Santa Fe es favorita. “Fue un torneo complicado y con un alto nivel. Hemos dejado en alto el nombre de Imbabura. Estamos orgulloso de dedicar los triunfos a los padres de familia quienes siempre nos apoyan. Vamos por un buen camino”, dijo Álex Salas, entrenador y director de la escuela de fútbol Santa Fe.

Los goleadores. Los máximos artilleros también tienen el sello del equipo imbabureño.

Al final fueron galardonados los jugadores Danny Ibadango (sub 6), Dastin Váscones (sub 7), David Jaramillo (sub 9), Matius Chalcualán (sub 10) y Alejandro Morillo (sub 11).

Un torneo de alto nivel. En el 2016 nació el Campeonato que está destinado para niños y adolescentes entre 6 y 17 años de edad. Agustín Machado, gerente del Torneo de Liga de Quito 2018, dice que participaron 70 clubes de Ibarra, Cayambe, El Coca, Santo Domingo de los Tsáchilas, Ambato, Quito y Portoviejo. El valor agregado del certamen fue que los niños tuvieron la oportunidad de jugar en el estadio de Ponciano y vivir la misma sensación que siente un jugador ‘albo’ al momento que pisar el gramado de la ‘Casa Blanca’.