15-08-2018 | 17:19
(D)

Samantha Arévalo sigue brillando en aguas abiertas

Quito. Luego de subirse a dos podios del circuito de la Serie Mundial de Aguas Abiertas en Canadá, la nadadora ecuatoriana Samantha Arévalo retornó al país para tomar un periodo de descanso hasta principios de septiembre, cuando volverá a Italia para continuar con su preparación.

En su viaje, antes de llegar a su natal Macas, ‘Samy’ como la llaman sus amigos, visitó el Comité Olímpico Ecuatoriano donde se firmó el segundo semestre del convenio de asistencia rumbo a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, del que es beneficiaria la deportista, gracias a Solidaridad Olímpica Internacional.

Lea también: Neisi Dajomes: una pesista con voluntad de acero

“Fue una etapa muy dura este año para mí, estoy participando en todas las pruebas del circuito olímpico, gracias al apoyo del COE, la Secretaría del Deporte y la FENA. En Canadá fue muy bueno el resultado, el entrenamiento está yendo por buen camino. Estoy aprendiendo muchas cosas que me quedan por mejorar como la técnica y la estrategia”, comentó Samantha en entrevista con Andes.

La nadadora no tuvo un buen arranque de año en el exigente circuito mundial de los 10 km en aguas abiertas: En Doha se ubicó 11ª y en Seychelles 20ª. No obstante, la medalla de oro en los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018 fue un factor motivante para la deportista, que pasó de un 16º lugar en Portugal, al 10º puesto en Hungría, y posteriormente dos medallas de bronce en Canadá, con las paradas de St. Lac Jean y Lac Mégantic.

Samantha Arévalo sigue brillando en aguas abiertas

“La competencia de Saint Jean, que fue la primera (26 de julio), tuve la oportunidad de hacerla el año anterior, entonces conocía ya el circuito y un poco cómo se nada la prueba. No se iba a nadar con el ritmo muy fuerte desde el principio y fue así, creo que el nivel lo marcaron las dos chicas de Brasil, Ana Marcela y Viviane Jungblut que son excelentes nadadoras”, señaló la deportista.

Ahora la nadadora amazónica regresa a casa para estar junto a su familia, antes de retornar a Italia donde se prepara, gracias a la asistencia del COE, con el entrenador Fabrizio Antonelli, quien además entrena a la selección nacional del país europeo, entre quienes está Bruni.

Luego se alistará para las dos últimas pruebas del circuito mundial en China en septiembre, y en Abu Dabi en noviembre. El próximo año, el Campeonato Mundial de Natación será su primera oportunidad para clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 si entra entre las 10 primeras. De lo contrario, tendrá otra posibilidad en el Preolímpico en Portugal, pocos meses antes de los Juegos, en el que también clasificarán las 10 mejores.