17-02-2018 | 18:21

Piden que la Contraloría intervenga a Movidelnor

    testimonio

    Ibarra.- Que la Contraloría General del Estado intervenga a la Empresa de Movilidad del Norte solicitó Fernando Guevara, abogado de familiares de víctimas del accidente del bus Nro. 10 de la Coop. San Gabriel, a la jueza que lleva el proceso.

 

Observaciones. Guevara cuestiona la forma en la que se matricularon unidades de transporte de la Cooperativa San Gabriel en Imbabura y que un mes después del accidente, 12 de las 14 unidades de esta cooperativa reprobaron una nueva revisión técnica vehicular realizada por la Agencia de Tránsito en Carchi.

En octubre de 2017 solo un bus de la cooperativa sancionada pasó la revisión y la otra unidad se encontraba accidentada.   “Cuando un vehículo en Quito no pasa la revisión técnica qué dicen, ándate a matricular a Ibarra...”.

Fernando Guevara se pregunta qué pasó con la revisión en Imbabura que aprobó a las unidades que luego no pasaron la revisión “o solo fue una carpeta que enviaron... porque así se dice allá que manden la carpeta y nada más”, recalcó. También denunció que siete conductores de la Coop. San Gabriel reprobaron la evaluación teórica de sus licencias, mientras que cuatro no las rindieron.

“Están llevando seres humanos, no ganado”, manifestó el abogado.

El bus de placas IAA 1963 que se accidentó y dejó 14 muertos y 42 heridos fue deshabilitado de manera definitiva por parte de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), pero continuaba circulando, hasta que el 4 de febrero fue retenido en Otavalo mientras transportaba a pasajeros.

“Lo más increíble es que la Mancomunidad del Norte le entrega la matrícula al bus en Ibarra, el problema es que la defensa solicitó los videos de las cámaras que deben estar en cabina y en el corredor y le dicen que no tienen. ¿Cómo le dieron la calificación a la unidad?”, Se pregunta el abogado Guevara.

Recalca que “existe corrupción en Movidelnor y en la ANT” porque, además, se obvió el hecho de que el bus Nro. 10 era el único de la Coop. que no contaba con seguro privado .

Tampoco contaba con cámaras ni velocímetro exterior, sin embargo, pasó la revisión vehicular y fue matriculado en Movidelnor.

Mire la entrevista:



Sobre el control por parte de los Agentes Civiles de Tránsito, el abogado defensor enfatiza que “no hay policías en las carreteras que frenaban a los conductores. Los agentes de tránsito son un saludo a la bandera porque le dan una matrícula en Ibarra a un bus que no contaba con las seguridades y vienen a decirnos que tenía todo si ni siquiera tenía un seguro privado”.

Raúl Mantilla Lasso, también abogado defensor de las víctimas, manifestó que existió negligencia de la ANT al no notificar a los GAD sobre la sanción al bus y a la cooperativa.

Además, aseguró que se insistió a la Fiscalía para que se detenga a Jairo David P., nieto de la propietaria del bus y que también conducía la unidad accidentada.

“No puede ser posible que la madre del conductor diga que él se encuentra fuera del país. Salió con toda libertad, cuando tenía una orden de detención…”. Los dos abogados anuncian demandas contra Movidelnor y la ANT.

El director de la Agencia de Tránsito en Imbabura, Santiago Suárez, asegura que sí se realizó la notificación de la suspensión del bus y la cooperativa. Piensa que no existió descuido en el control, “sino que fue una situación arbitraria de la propietaria del bus que trató de camuflar con otro número de disco el bus”.

EL NORTE buscó la versión del gerente de Movidelnor, Édgar López, pero desde Comunicación informaron que no nos podía recibir, pues se encontraba atendiendo el proceso de los agentes civiles de tránsito y que el lunes dará su versión la jefa de Matriculación Vehicular, Silvana Burneo.

Mire además: