15-09-2017 | 03:54

Liga cayó por la mínima en Río ante Fluminense y dejó la llave abierta

    liga fluminenseRío de Janeiro (API) – Se abrió una de las llaves más atractivas de los Octavos de Final de la Copa Sudamericana. Fluminense recibió a Liga, en una reedición de lo que fueron sendas finales continentales sobre el final de la década pasada. Ante un Maracaná con más de 45.000 espectadores, el encuentro resultó intenso y tácticamente cerrado.

De entrada Fluminense se puso por delante en el marcador. Gustavo Scarpa aprovechó la mala colocación del golero Leonel Nazareno para colocar un tiro libre pegado a uno de los verticales. El panorama arrancó gris para los dirigidos por Pablo Repetto, que cayeron presas de sus nervios iniciales y la falta de oficio de varios de sus hombres de confianza.

El ecuatoriano Jéfferson Orejuela fue uno de los hombres importantes en el cuadro brasileño. Haciendo de lanzador sobre la frontal del campo, provocó varios estragos al enfilar sus pases en callejón hacia Henrique Dourado, el mayor dolor de cabeza para la dupla Salaberry-De Lima en el centro de la zaga azucena.

Ya en el segundo tiempo, Liga mejoró notablemente con el ingreso de Jonathan Betancourt en lugar de Jonathan González. El ex extremo de Aucas fue importante para complementar las salidas por las bandas con Anderson Julio, quizá el jugador más atrevido del Rey de Copas ecuatoriano.

En Fluminense hubo recambio de ecuatorianos. Junior Sornoza ingresó en lugar de Jéfferson Orejuela. El 'Zorro' fue importante para probar con sendos tiros libres, tanto para buscar la segunda jugada con algún rebote en el área, como con remates directos para probar la floja resistencia del golero Leonel Nazareno.

Sobre el final, Liga intentó defenderse con la posesión. El defensor central Lucas De Lima fue el pilar que salvó a la U en más de una oportnunidad desde el fondo de la zaga. El brasileño-italiano se convirtió en el líder y referencia de sus compañeros para aguantar una desventaja mínima y remontable de cara a la revancha de la semana que viene en Ponciano.