08-09-2018 | 00:00

La Vuelta a Ibarra con aval oficial

Los pedalistas tendrán dos puntos de hidratación. El primero será en Los Óvalos y el segundo en La Esperanza.

Ibarra. El desafío está planteado. La octava edición de la Vuelta a Ibarra, que se lanzó ayer, será especial, pues este año la competencia cuenta con el aval de la Federación Ecuatoriana de Ciclismo. Además se abrieron tres categorías más que le dan un plus a la prueba que reunirá a 330 pedalistas de todo el país.

Nuevas series. Hasta el año pasado José Salgado, organizador, planteó 13 categorías, esta vez se amplió a 17. “Por pedido de los deportistas abrimos las divisiones abierta damas de 52 kilómetros, parejas mixta y prejuvenil. El resto se mantiene para ambas distancias”, dijo Salgado.

Los deportistas de esas series partirán de forma simbólica desde la loma de Guayabillas hasta el Hospital del IESS, de donde se cronometrará los 52 kilómetros. Es decir que pedalearán 7km por la ciudad hasta llegar al punto de largada.

Distancias. La competencia es conocida como una de las más exigentes de la zona norte del país, pues los pedalistas rodarán desde 1900 metros sobre el nivel del mar hasta ascender a 2270 msnm.

La distancia de 52 km iniciará y finalizará en la loma de Guayabillas. La partida está pactada para las 08:00. Mientras que una hora más tarde los escarabajos de 28 km largarán desde el sector de Las Cruces en San Antonio de Ibarra. En ambos tramos existirá seguridad, especialmente en el puente de Imbaya.

Los ciclistas estarán custodiados por los Agentes Civiles de Tránsito y también controlados por jueces UCI, que se ubicarán a lo largo de la ruta.