19-05-2018 | 10:35

Guayaquil City calló el Monumental

    Barcelona

    Noche soñada para Guayaquil City. El equipo de Pool Gavilánez encontró los atajos para someter a un Barcelona confundido y fuera de foco. Las individualidades tan ponderadas de la conformación de Almada se vinieron a menos y su rival, con muy poco, los superó.

El primer tiempo arrancó con ahogo amarillo. El orden de Guayaquil City en el fondo de su campo fue clave para aguantar la tempestad de balones que cayeron a su área. El portero Gonzalo Valle también tuvo su parte, el joven golero siempre estuvo presto para reaccionar a tiempo.

Con el pasar de los minutos, la figura de Anderson Naula fue determinante. El diminuto volante del City ayudó a descolgarse a sus compañeros en campo contrario y hacer retroceder a un Barcelona muy repetitivo en su salida en ofensiva. 

Al minuto 23, arremetida por derecha de los hombres 'ciudadanos' y llegada libre del jugador Pablo Mancilla para cerrar la pinza y colocar de zurda el 0 a 1 a favor de la visita. Rayo paralizador para los elementos toreros, que se sabían superiores al rival, pero que terminaron cediendo campo.

Hasta el final del primer tiempo, Barcelona no le encontró la vuelta. Exceso de pelotazos largos y sin destino por parte de los lanzadores amarillos que, ahogados por una marca rígida, terminaron rifándose buenas oportunidades para intentar igualar el score.

El complemento tuvo síntomas diversos. Almada probó con ingresos decididamente ofensivos para la segunda parte. Continuó el concierto de pelotazos. El Ídolo vestido de negro no consiguió plantarse con argumentos en el campo. Damián Díaz y Marcos Caicedo quedaron debiendo.

En ese contexto, a los 69 minutos, un trazo largo de Segundo Portocarrero al área amarilla provocó la llegada limpia y virtuosa de Michael Hoyos para, de volea, batir a Banguera para el 0 a 2 definitivo. Gran recurso y resolución del argentino-estadounidense del City.

Lo que siguió fue una secuencia de errores de Barcelona. La ausencia de futbolistas como Dinenno y Nahuelpán en delantera se notó. Almada no logró recomponer su rendimiento, y cedió ante el City puntos vitales.

Victoria que podría resultar fundacional para Guayaquil City. De a poco, el equipo de Gavilánez levanta cabeza y sale de la zona roja. Barcelona, por su parte, decidió arriesgar lo menos en este encuentro por el Clásico del Astillero y termina muy disminuido en la lucha por la punta de la etapa.