26-06-2018 | 00:20
(D)

Gustavo Bastidas, el dirigente de los mil deportes

Gustavo Bastidas fue estratega de levantamiento de pesas, potencia, box y tenis de mesa. Son 32 años como dirigente y dedicó más de 20 años al fútbol.

Ibarra. Tiene 62 años de edad y toda su vida ha sido amante del deporte. Se trata de Gustavo Bastidas Salazar, quien nació en Quito, pero se siente más ibarreño que nadie, pues él ha dedicado más de tres décadas a la dirigencia y también a la dirección técnica, no solo en el fútbol sino en otros deportes como el levantamiento de pesas, tenis de mesa, potencia y el box.

Sus inicios. En 1980 empezó todo. Ese año se estrenó como arquero en el club Técnico Juvenil, del barrio Yacucalle. No tardó en dejar el arco para continuar en otra ubicación. Esta vez como delantero.

Así ganó espacio en la cancha y al mismo tiempo en la dirigencia de su club y también en la Liga San Miguel de Ibarra. Los botines colgó en el 2005 con la satisfacción de haber conseguido un título en 1985 y un vicecampeonato 20 años después.

Gustavo fue vocal principal de la Liga y también llegó a la vicepresidencia en el año 2000. Actualmente es presidente del elenco Técnico Juvenil. Pero Gustavo Bastidas no solo se ligó al deporte barrial, pues también dejó huella en la actividad amateur.

Otra faceta. En 1985 se vinculó a la Federación Deportiva de Imbabura (FDI). Ingresó como mensajero y luego se hizo cargo del mantenimiento del gimnasio de Especialidades Franklin Gomezjurado.

Él fue responsable de ese lugar por 28 años. Durante ese tiempo entrenó y participó en torneos de levantamiento de pesas. Uno de los eventos que más recuerda es el Campeonato Nacional Máster de Halterofilia.

“Fue una linda experiencia. Fui seleccionado provincial y gané en mi categoría”, dijo. En ese certamen levantó 70 kilos en la modalidad de envión y 60 kilos en arranque. Gustavo también se estrenó como instructor de aeróbicos y fue el primero en practicar y formar a deportistas de potencia. Fue entrenador de un equipo femenino y también de la delegación de Imbabura que alcanzó el título nacional en Tulcán. Hace 6 años dejó todo y se dedicó a velar por su club que le abrió las puertas.