12-08-2018 | 14:52
(D)

Deportivo Cuenca y Barcelona igualaron en un partido cerrado y accidentado en el Austro

Cuenca (API) – Partido emotivo de cabo a rabo. Deportivo Cuenca y Barcelona demostraron por qué han sido de las mejores expresiones futbolísticas en lo que va de la Segunda Etapa. El empate terminó siendo justo a final de cuentas.

De entrada el Cuenca fue mejor. Llegadas recurrentes y explosión por las bandas para cercar a los amarillos. A los 14 minutos, una falla estruendosa de Banguera terminó en rebote y banquete de Emanuel Martínez para el 1 por 0 morlaco.

Barcelona sintió el golpe y todo se le fue complicando. El despliegue de Damián Díaz fue de lo más destacable, siempre prendiendo el radar para encontrar a Ariel Nahuelpán en zona de definición. El Cuenca planteó un campo minado en su área.

En las cercanías del descanso, Edison Preciado fue el más activo por el lado colorado, pases entre líneas y generosidad. En los últimos metros estuvo la grieta de los locales, que no consiguieron capitalizar todas las oportunidades de las cuales gozó.

En el complemento, Barcelona fue notablemente superior. Con el acelerador a fondo, los amarillos presionaron contra su valla a los morlacos, que instintivamente fueron reculando hacia su parcela, como para resguardar más a Brian Heras.

Al minuto 70, mala salida de Fabricio Bagüí y metió la mano en el área. Tiro penal para los toreros y al cobro fue Juan Ignacio Dinneno que, en primera instancia la embocó, pero una invasión provocó la repetición del cobro, allí venció el golero morlaco.

Sin embargo, la suerte le devolvería una chance a Barcelona. Muy mala decisión de Vinicio Espinel para cobrar un segundo penalti a favor de los amarillos y Michael Arroyo fue al cobro para convertir el tan mentado empate en el Austro.

Docena de partidos invictos de Barcelona, que sigue liderando la etapa con 10 puntos. Deportivo Cuenca llegó a 7 y, a pesar que no es un potencial candidato, sigue prendido en el pelotón de líderes y espera mantener su regularidad hasta diciembre.