10-12-2017 | 01:10

Barcelona no pudo en casa contra un Macará ordenado que calificó a Copa Libertadores

    barce

    API – El partido arrancó lento en el Monumental. Barcelona, que no sale todavía de la resaca dejada por la Copa Libertadores, terminó cediendo el protagonismo a un Macará utilitario y bien parado posicionalmente. Al final, el Ídolo cayó y se queda sin Libertadores.

 

Damián Díaz fue la voz cantante para provocar peligro en campo ambateño. Dos tiros libres cercanos al área por poco hacen levantar de sus asientos a los hinchas, que llegaron en un pobre marco al Estadio Monumental.

Ya cuando el primer tiempo se moría, una jugada de distracción de Carlos Feraud terminó en barrida de Diego Benítez para poner el 0 por 1 parcial a favor de los guaytambos. Gran jugada del charrúa que, a la espalda de la zaga, capitalizó un error de Erick Castillo para abrir el marcador.

Macará se dedicó en el complemento a cerrar caminos. Cada vez con más hombres en su campo, los espacios se volvieron reducidos para la ofensiva amarilla. Jonathan Álvez debió salir expulsado, reiteradamente el delantero torero golpeó de forma descalificadora a sus rivales.

La desesperación jugó en contra a Barcelona. El equipo de Almada se dejó controlar por un rival fiel a sus principios. Paúl Vélez logró hacer historia con Macará. Por primera vez el Ídolo Ambateño disputará la Copa Libertadores. Los amarillos, por su parte, tendrán que conformarse con jugar la Copa Sudamericana.