01-09-2018 | 21:51
(D)

Aucas sufrió para ganar al Delfín en la caldera del Sur

Quito. Aucas recibió a Delfín de Manta en Chillogallo por el octavo giro de la Segunda Etapa. De cabo a rabo resultó buen partido, pagó la entrada de quienes fueron a pesar de lo incómodo del horario y lo fría de la noche.

Los primeros minutos fueron para la visita. Delfín se animó a invadir campo contrario con las conjugaciones entre Arismendi y Chicaiza en zona de gestación. Sin embargo, en la primera escaramuza oriental, Henry Quiñónez colocó un sablazo inatajable que superó a Ortiz para decretar el 1 a 0 oriental.

El tanto lo cambió todo. Aucas se dedicó a administrar la posesión del balón y aprovechar la referencia de Edson Montaño para mantener ocupados a los cuatro zagueros alineados en el fondo del Cetáceo. Delfín padeció de falta de recursos, terminó concentrando demasiado el juego en la posibilidad de cuerpear de Carlos Garcés en parcela contraria.

Ya en el complemento, la dosificación oriental se impuso a la dinámica manabita. Los Cetáceos terminaron cayendo en una rutina poco conveniente de centros y pases largos para aprovechar la velocidad de Perlaza y Nazareno por las bandas.

Luego de algunos sustos, Aucas encontró al minuto 90+1 la oportunidad de sellar el triunfo. Edson Montaño a través de un penalti consolidó el 2 a 0 final a favor del equipo oro y grana, que ahora será responsabilidad del entrenador argentino Darío Tempesta.