29-08-2018 | 18:37

Anangonó puso la calma en el triunfo de Liga

Quito. Tras fallar el penal, en el primer tiempo, Juan Luis Anangonó estuvo en la mirada “critica” de los aficionados quienes esperaban irse al descanso con una victoria. Sin embargo al segundo tiempo apareció su figura goleadora para entregarle una importante victoria ante el Independiente del Valle.

Las primeras intenciones del juego fueron de los locales. Los hermanos Julio y Guerrero apostaron por ser los más punzantes dentro del esquema de Repetto. El portero Piedra tuvo que ensuciarse el uniforme al menos dos veces antes del primer cuarto de hora.

Con el pasar de los minutos, la presencia del virtuoso Sebastián Méndez equilibró las fuerzas y permitió a Independiente del Valle progresar ataque. El centrocampista colapsó el dispositivo Vega-Intriago, los encomendados de Repetto para tratar de recuperar el balón y darle transiciones rápidas.

Hacia la conclusión del primer tiempo, se notó demasiado el flojo nivel que presenta Edison Realpe. El ex jugador de Guayaquil City, requerido por Repetto ante la lesión de José Quintero, permitió que Corozo y Mera progresen en la ofensiva negriazul. Justo en la víspera del descanso, una supuesta mano de Cangá terminó en la sanción de un penalti a favor de Liga. Tras de la pelota fue Juan Luis Anangonó y estrelló su remate en el vertical luego de una buena volada del portero Piedra.

El complemento no presentó los mejores síntomas. Ataque desordenado de Liga, apelando a las ganas. Independiente con flojas, flojísimas réplicas. El punto de inflexión del partido lo puso Repetto con el ingreso de Gastón Rodríguez para complementar el tándem ofensivo. El charrúa trajo dinámica y paredes muy cerca de la portería de Piedra.

La U empezó a dominar el partido luego de la hora de partido. Rodríguez fue el aporte referencial para guiar la traslación de sus compañeros. En un filtro directo al área, apareció Juan Luis Anangonó, les bailó un vals a los centrales negriazules y resolvió perfecto ante Hamilton Piedra el 1 a 0 para los albos. Gol merecido para un delantero luchador que, más allá de perderse el penal en el primer tiempo, logró sobreponerse rápido a la adversidad.

El partido terminó con ambos equipos brindándose continuamente. Liga estuvo más cerca de la segunda, Independiente se farreó varias chances claras para anotar. La U encadena su segundo éxito al hilo y no renuncia a su objetivo de llevarse las dos etapas para ahorrarse la final.