13-05-2018 | 17:02

Al mes de su muerte, novia de Paúl Rivas dice que existen "incongruencias"

    paulrivasnovia
    Ibarra/Quito.- Hoy se cumple un mes de la confirmación del Gobierno ecuatoriano de la muerte de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra y aún sus cadáveres no han sido recuperados.


Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas, en entrevista con Radio Los Lagos, relata que, desde el 26 de marzo, día del secuestro del equipo periodístico de El Comercio, que viajó a Mataje (frontera con Colombia) para realizar una cobertura, solo ha existido incertidumbre, dolor y angustia para los familiares.

Enfatiza que no callarán, que levantarán su voz para continuar exigiendo la repatriación de los cuerpos de Paúl, Javier y Efraín y conocer más noticias de la pareja secuestrada, desde el 17 de abril, Óscar Villacís y Katty Velasco.

 

Hechos. El miércoles 11 de abril se divulgó un comunicado, supuestamente del grupo disidente de las FARC, en el que se informó sobre el fallecimiento de Efraín, Paúl y Javier, el 12 se difundieron fotografías de las tres personas sin vida y el viernes 13, el presidente Lenín Moreno confirmó el fallecimiento.

“El propio Presidente reconoce la falta de experiencia de sus ministros y las personas que manejaron la situación y que se cometieron errores de buena fe”. “Estamos seguros que se nos tiene que responder cuáles son los errores de buena fe, si desde el principio se supo que no había experiencia por qué no se pidió asesoría”. Yadira precisa que hay grandes vacíos dentro del proceso del manejo de esta crisis que tendrán que ser investigados y conocidos no solo por tres familias sino por todo el país.

“El primer fracaso, pese a las promesas de traerlos con vida, fue no poderlo hacer y ahora, después de su muerte evidenciamos un nuevo fracaso porque no son capaces de repatriar sus cuerpos”. Sobre la intervención de la CIDH, pedido que fue liderado por las familias, se espera que el organismo neutral pueda realizar la investigación de los hechos que ocurrieron durante el secuestro y después del asesinato. Ricardo Rivas, hermano de Paúl, dijo que están hartos que se tapen las cosas. “Nuestro error fue confiar en demasía en lo que las autoridades decían, hay incongruencias e inconsistencias”, recalca Yadira.

Ibarra/Quito.- Hoy se cumple un mes de la confirmación del Gobierno ecuatoriano de la muerte de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra y aún sus cadáveres no han sido recuperados.

Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas, en entrevista con Radio Los Lagos, relata que, desde el 26 de marzo, día del secuestro del equipo periodístico de El Comercio, que viajó a Mataje (frontera con Colombia) para realizar una cobertura, solo ha existido incertidumbre, dolor y angustia para los familiares.

Enfatiza que no callarán, que levantarán su voz para continuar exigiendo la repatriación de los cuerpos de Paúl, Javier y Efraín y conocer más noticias de la pareja secuestrada, desde el 17 de abril, Óscar Villacís y Katty Velasco.

Hechos. El miércoles 11 de abril se divulgó un comunicado, supuestamente del grupo disidente de las FARC, en el que se informó sobre el fallecimiento de Efraín, Paúl y Javier, el 12 se difundieron fotografías de las tres personas sin vida y el viernes 13, el presidente Lenín Moreno confirmó el fallecimiento. “El propio Presidente reconoce la falta de experiencia de sus ministros y las personas que manejaron la situación y que se cometieron errores de buena fe”. “Estamos seguros que se nos tiene que responder cuáles son los errores de buena fe, si desde el principio se supo que no había experiencia por qué no se pidió asesoría”. Yadira precisa que hay grandes vacíos dentro del proceso del manejo de esta crisis que tendrán que ser investigados y conocidos no solo por tres familias sino por todo el país.

“El primer fracaso, pese a las promesas de traerlos con vida, fue no poderlo hacer y ahora, después de su muerte evidenciamos un nuevo fracaso porque no son capaces de repatriar sus cuerpos”. Sobre la intervención de la CIDH, pedido que fue liderado por las familias, se espera que el organismo neutral pueda realizar la investigación de los hechos que ocurrieron durante el secuestro y después del asesinato. Ricardo Rivas, hermano de Paúl, dijo que están hartos que se tapen las cosas. “Nuestro error fue confiar en demasía en lo que las autoridades decían, hay incongruencias e inconsistencias”, recalca Yadira.