Ancianos piden ayuda, el bono de Desarrollo Humana no les alcanza

Ratio:  / 0
MaloBueno 

ancianos

 Ibarra.- Caminando a paso lento, uno de ellos con ayuda de un andador para personas con discapacidad,  pensando en qué será de sus próximos días, así encontramos en la calle a dos ancianos quienes  dijeron ser esposos. 


“Yo tengo 89 años de edad, fui una destacada atleta que corrí varias ediciones de la competencia Quito, Última Noticias. En algunas ocasiones representé a instituciones de acá de la ciudad y provincia. Fueron como 18 años que corrí en esa carrera. Pero ahora me encuentro sin un techo donde vivir”, dijo  Ana Bertila Ruano.

 

Testimonio.   “Me duele las rodillas, y ya no puedo caminar, sin la ayuda de un andador no puedo movilizarme.  Camino despacio, pero las piernas me duelen duro.  Yo soy pobre no tengo dónde vivir, pido a las autoridades que me ayuden. El presidente Correa con sus delegados me ofrecieron una casa pero se acabó su Gobierno y nada. Ahorita estamos donde una sobrina, la dirección es Mejía y Latacunga. Ahí estamos con mi esposo, no tenemos hijos”, dijo la adulta mayor.

Aseguró que su esposo tiene 78 años de edad y se llama Luis Abdón Palacios Páez.  “Nosotros vivimos del bono de Desarrollo Humano, pero no nos alcanza y allí es cuando salimos a pedir caridad”, dijo la ciudadana, quien en compañía se su esposo seguían su camino, a paso lento por la calle Flores, según decían en busca de una persona de buen corazón que les permita adquirir algo para almorzar.

A nivel nacional.  El Gobierno anterior dijo que se implementarían políticas públicas basadas en la defensa de los Derechos y en el reconocimiento al valor de la población adulta mayor, cuya participación aumentará progresivamente. En el año 2020 será del 7,4%. Para el año 2054 se prevé que representen el 18% de la población. Para las mujeres la esperanza de vida será mayor con 83,5 años comparado con los 77,6 años de los hombres.

En nuestro país existen: 1.049.824 personas mayores de 65 años (6,5% de la población total). Desde el Ministerio de Inclusión Económica y Social se considera al envejecimiento como una opción de ciudadanía activa.  Nada de esto se ha cumplido.