Liga venció con autoridad a Delfín y dilata la distancia con sus escoltas

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Liga Quito (API) – La noche fría capitalina tuvo fútbol en Ponciano. Un marco de pública austero en las gradas recibió al puntero Liga de Quito y a Delfín de Manta. La casualidad tuvo gran protagonismo durante todo el juego. Ambos actores en cancha fueron limitados y aproblemados.

 

De entrada, el ímpetu de los hermanos Julio ayudó a que la búsqueda de Barcos sea frecuente. La defensa de Delfín tuvo que expandirse hacia las bandas para tratar de frenar al rival. Buen trabajo de Perlaza y Gutiérrez, los dos laterales con oficio de un Delfín luchador en cada porción de campo.

Sin embargo, y a pesar del buen trabajo manabita en marcación, al minuto 20 fue un centro de José Quintero desde la orilla el que fue desviado por el zaguero Roberto Luzarraga en propia meta para poner el 1 a 0 a favor de los albos. Tanto inmerecido, pero suficiente para bañarse de tranquilidad.

El cierre del primer tiempo tuvo a Delfín mucho más organizado y generando. Chicaiza y Patta aportaron dinámica en el traslado del útil. Los emprendimientos del Cetáceo, sin embargo, fueron ahogados sin mayores contratiempos por la línea de cuatro de Liga y la buena intuición del meta Gabbarini.

El segundo tiempo tuvo a la visita mucho más comprometida en ataque. Mucha actividad para el fondo de Liga, donde Guerra y Ordóñez tuvieron que juntarse mucho más para tratar que no se les filtre nada. Delfín no se resignó, mostró tener con qué complicar al puntero en su casa.

Hacia la hora de partido, Fabián Bustos se atrevió mucho más. Sacó a Patta, un volante de generación, para mandar al campo a Miguel Álvarez, un centro delantero definido. Con ello, los centros se volvieron opción y el trámite cambió en Ponciano, con los manabas inclinando la cancha.

Cuando las cosas estaban más complicadas para la U, un inesperado tranquilizó todo. Fernando Guerrero marcó una diagonal desde la banda derecha y, a la altura de la media luna, sacó un misil de su zurda para colar la pelota en el ángulo más lejano al portero Pedro Ortiz para el 2 por 0.

El mérito albo estuvo en la casualidad de sus golpes. Justo cuando Delfín crecía, los universitarios los frenaron sin lío. Gastón Rodríguez, al minuto 74, recorrió el área en velocidad y, luego de dejar en el piso al golero manabita, definió sin ángulo el 3 a 0 para estallar el delirio en Casa Blanca.

Lo que siguió en el partido fue un trámite sin mayor brillo ni gracia. Delfín se quemó luego del aluvión de goles y Liga decidió tomar el control remoto y ponerle una pausa a su ritmo. Gran victoria universitaria que, luego del empate de Barcelona, se encumbra más que nunca en la tabla de la Etapa.

Luego de la décimo quinta jornada, Liga de Quito ha redondeado una cosecha de 34 puntos y se encuentra en la cima. Mientras tanto, Delfín rompió su buen andar en el torneo local y sufrió un duro revés. Los manabitas se quedaron con 22 puntos en la quinta posición de la clasificación.